Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La primera moción de Podemos en el Senado será instar el fin de las devoluciones automáticas en Ceuta y Melilla

La primera moción del Grupo Parlamentario Podemos-Podem en Comú-En Marea en el Senado insta el fin de la práctica conocida como 'devoluciones en caliente' y reclama al Gobierno instrucciones claras y con publicidad suficiente para que la Guardia Civil "se abstenga" de entregar de forma automática a Marruecos a los migrantes interceptados en el salto de las vallas de Ceuta y Melilla.
En concreto, el texto de la moción, que se debatirá en el Pleno del Senado que comienza el martes 29 de marzo, repasa el marco jurídico internacional que prohibe las expulsiones colectivas, la Convención de Ginebra y el principio de no devolución y recuerda que la regulación del rechazo en frontera introducida en la Ley de Extranjería española menciona precisamente el respeto a esta normativa internacional y de derechos humanos.
Con todo, advierte de que ese artículo, una Disposición Adicional de la Ley de Seguridad Ciudadana, "no incorpora ningún procedimiento administrativo ni, por tanto, garantías para hacer efectivo el cumplimiento de esta normativa". "Muy al contrario, constituyen un mero llamamiento a que en el necesario desarrollo normativo de esta institución del rechazo en frontera se garantice dicha normativa", expone el grupo parlamentario.
En opinión de los senadores de Podemos-Podem en Comú-En Marea, "todas estas cuestiones trascienden al Estado en la medida que han sido planteadas y admitidas a trámite ante el Tribunal Euorpeo de Derechos Humanos en al menos tres casos denunciados por personas que han sufrido estas denominadas devoluciones en caliente, como supuestos en que se han vulnerado garantías establecidas en el Convenio Europeo de Derechos Humanos".
Es por todo ello que la moción insta al Gobierno a dictar "de manera inmediata" instruccones para que "en los casos de interceptación de personas que intentan acceder a España por las vallas de Ceuta y Melilla, la Guardia Civil se abstenga de la entrega directa de estas personas a las autoridades del Reino de Marruecos, procediendo en tales casos a aplicar los procedimientos de expulsión o devolunción actualmente desarrollados en la normativa de extranjería".
En la misma línea, piden que esas instrucciones hagan que los agentes en frontera "actúen con respeto escrupuloso a la normativa internacional de derechos humanos y de protección internacional y garantice el principio de no devolución y la posibilidad de acceder a los procedimientos de protección internacional".