Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía Nacional asegura que el supuesto agredido en Mestalla durante la final de la Copa del Rey les increpó

El Ayuntamiento de Cadaqués convoca un pleno extraordinario
El portavoz de la Policía Nacional en Catalunya, Antonio Navarro, ha explicado este sábado a Europa Press que agentes que trabajaban en el estadio de Mestalla durante la final de la Copa del Rey del pasado miércoles pidieron al socio del FC Barcelona Rafael Martí, presuntamente agredido a manos de la policía, que se identificara para imponerle una sanción administrativa tras observar que había arrojado objetos al campo de juego, ante lo que el chico se negó y les increpó con insultos como 'hijos de puta'.
Según el portavoz policial, el aficionado volvió a oponerse a la identificación durante el descanso del partido y llegó a tirarse al suelo, por lo que fue detenido por desobediencia a los agentes de la autoridad y pasó a disposición judicial, quedando en libertad con cargos.
Navarro ha explicado así el origen de la disputa en la que Martí, vecino de Cadaqués (Girona), ha asegurado que fue detenido y agredido por la policía al grito de 'te vas a enterar, catalán de mierda', tras lo que tuvo que pasar por el hospital.
PLENO EXTRAORDINARIO
El Ayuntamiento de Cadaqués celebrará el próximo martes 22 un pleno extraordinario de urgencia a instancia de CiU y ERC, para "manifestar el apoyo" a Martí tras los hechos, que ha calificado de intolerables, ha informado este sábado en un comunicado.
Además, el municipio ha convocado una concentración a las 19.30 horas de este sábado en el paseo de Cadaqués, como "acto público de apoyo".
En declaraciones a Catalunya Informació recogidas por Europa Press, Martí ha asegurado que la agresión le causó una fisura en la costilla, dificultades respiratorias, heridas en los ojos y diversos hematomas en el cuerpo.
Martí ha asegurado que se han puesto en contacto con él el presidente de la Generalitat, Artur Mas; el líder de ERC, Oriol Junqueras, y el diputado republicano en el Congreso Alfred Bosch, entre otros.