Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Policía Nacional detiene a tres personas con 41 plantas de marihuana en una casa de Rincón de Seca (Murcia)

La Policía Nacional ha detenido a tres personas, de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 25 y los 36 años, a las que se les ha intervenido hasta 41 plantas de marihuana en una vivienda de Rincón de Seca (Murcia).
Los hechos ocurrieron el pasado día 5, cuando la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Jefatura Superior de Policía de Murcia, realizando tareas propias de su función en prevención de la delincuencia en la pedanía murciana, se percató de un pase de sustancia estupefaciente.
Así, se procedió a la detención de las tres personas involucradas y a la aprehensión de una bolsa con 30 gramos de cogollos de marihuana y 400 euros en efectivo.
Dichas detenciones se realizaron frente al domicilio de uno de los detenidos, de donde se desprendía un fuerte olor a marihuana lo que, unido a la presencia de varios aparatos de aire acondicionado, fueron claros indicios de que dicha vivienda podía albergar un cultivo en su interior.
Los agentes entraron al domicilio y comprobaron la existencia de un cultivo rotativo, ya que se intervinieron plantas en diversos estados de floración, obteniendo así un número constante de cogollos de marihuana para abastecer el mercado ilícito.
Finalmente, se intervinieron 23 plantas de marihuana en estado de floración y 18 plantas con cogollos en proceso de secado más una balanza de precisión y diversos útiles para la distribución de la misma.
Asimismo, se comprobó que para la obtención de fluido eléctrico habían puenteado la conexión, por lo que se llamó a un técnico para el corte de la electricidad. Las tres personas fueron detenidas por un presunto delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.
La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Comisaría de Distrito de El Carmen, junto con la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana y el Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Murcia.