Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía Nacional detiene a 8 personas en Tenerife por la venta fraudulenta de contratos a extranjeros

Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía adscritos al Grupo de Investigación de Extranjeros de la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Local de Sur de Tenerife han procedido a la detención de siete hombres de origen marroquí de entre 23 y 43 años de edad como presuntos autores de un delito de falsedad documental y a otro varón nacido en Tenerife, de 47 años, y empresario del sector de hostelería de Adeje por el mismo delito y por otro contra los derechos de los trabajadores.
Estas detenciones se han producido después de que se facilitaran contratos de trabajo a ciudadanos de nacionalidad marroquí a través de un intermediario del mismo origen, teniendo éstos que pagar por adelantado desde 500 hasta 3.500 euros para obtenerlos.
Posteriormente, estas personas o no llegaban a realizar el trabajo para el que habían sido contratados (en un establecimiento comercial de hostelería) o lo hacían de manera irregular. Algunos de estos extranjeros, al no disponer de dinero para poder pagar los citados contratos, los obtenían trabajando gratis hasta cuatro años para las personas que se los conseguían.
Una vez obtenidos los referidos contratos de trabajo fraudulentos, ya podían regularizar su situación administrativa en nuestro país, dándose de baja en la Seguridad Social inmediatamente después.
Fruto de las investigaciones realizadas se pudo identificar y detener en un primer momento a las siete personas extranjeras, quedando pendiente la detención de los supuestos cabecillas de esta trama, el empresario tinerfeño al que se detuvo tres días después y otro varón de origen marroquí de 42 años de edad, el cual no ha podido ser detenido, ya que se encontraba en Madrid a disposición del correspondiente Juzgado por haber sido detenido el día anterior en el marco de la operación Pozzaro, ocurrida igualmente en el Sur de Tenerife, contra la camorra napolitana.
Una vez concluida la investigación, todos los detenidos, en unión a las diligencias policiales instruidas, pasaron a disposición de la Autoridad Judicial.