Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía carga contra un grupo de antifascistas sin permiso para manifestarse en Sol

Varios colectivos y asociaciones antifascistas habían solicitado permiso para celebrar este mediodía una concentración contra el "continuado ascenso de las agresiones fascistas" en la comunidad, si bien la Delegación del Gobierno en Madrid no la autorizó porque, según fuentes de este organismo, solicitaron el permiso fuera de plazo y ya había convocada otra manifestación para hoy.
Pese a no tener autorización, alrededor de unos quince jóvenes han acudido hoy a la Puerta del Sol, cuyos accesos por metro estaban vigilados por agentes, que han cargado contra ellos cuando los manifestantes han sacado una pancarta y han comenzado a gritar "ser antifascista no es un delito", tras lo que los han cacheado e identificado para sancionarlos.
Un portavoz de la Coordinadora Antifascista de Madrid ha señalado a los periodistas que los motivos esgrimidos por la Delegación del Gobierno para no autorizar la manifestación son "ridículos" porque, ha dicho, "si no es urgente un asesinato qué lo va a ser".
Tras disolver a los manifestantes, un grupo de espontáneos han comenzado a mostrar su rechazo por no permitir la concentración y han gritado "Alé, Alé, lo llaman democracia y no lo es" y "vosotros, fascistas, sois los terroristas", lo que ha hecho que los agentes les conminaran a abandonar el lugar si no querían que los identificaran para ser sancionados, tras lo que se han marchado.