Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía detiene a un matrimonio en Valencia por simular un robo para cobrar del seguro

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un matrimonio como presunto autor de los delitos de estafa y simulación de delito, tras denunciar en comisaría haber sido víctimas de un robo con violencia en un establecimiento comercial de Alzira (Valencia) del que son propietarios, en el que presuntamente unos desconocidos se apoderaron de la recaudación y un teléfono móvil de alta gama, cuando en realidad lo que ocurrió fue un hurto al descuido del bolso de la propietaria.
Según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, también fue detenido un empleado de una empresa de seguros ya que supuestamente les aconsejó que, para poder ser indemnizados, debían realizar una denuncia por robo con violencia o intimidación en vez de hurto.
Las supuestas víctimas, de 50 y 54 años, de nacionalidad española, cobraron una indemnización por parte de su compañía aseguradora de 647 euros. Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que el teléfono móvil de alta gama cuyo robo había sido denunciado estaba siendo utilizado por una de las víctimas y que en ningún momento había sido sustraído.
Los policías comprobaron que lo que en realidad sucedió es que la mujer había sido víctima de un hurto al descuido de su bolso, motivo por el que acudieron a su agente de seguros quien les aconsejó que denunciaran un robo con violencia o intimidación para poder cobrar la indemnización.
PRESUNTO ENCUBRIDOR
Como consecuencia de las investigaciones, los policías detuvieron al matrimonio por los presuntos delitos de estafa y simulación de delito y al empleado por presunto inductor a la hora de formular la denuncia, así como presunto encubridor en el delito de estafa, ya que dio curso al parte conociendo que no se correspondía con los hechos ocurridos.
Los detenidos, sin antecedentes policiales, tras ser oídos en declaración fueron puestos en libertad, tras ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuesen requeridos.