Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía evita enfrentamientos entre neonazis y antifascistas durante la concentración en el centro Potemkim

Identificados 40 neonazis, uno de ellos detenido por requisitoria policial, y cien antifascistas
La Policía ha evitado esta tarde un enfrentamiento entre medio centenar de neonazis y más de cien antifascistas que habían convocado una concentración a las puertas del centro social Potemkin, lugar en el que este lunes estaba prevista la charla de dos importantes miembros de la izquierda abertzale y que finalmente fue desconvocada.
En torno a un centenar de personas se han congregado a partir de las 18 horas en este centro social, de inspiración comunista, en protesta por el revuelo generado por la conferencia y por la petición de la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, a la Fiscalía General del Estado de la que la prohibiera por "enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas de ETA".
En el interior del local, los responsables del centro han explicado a los allí presentes que finalmente suspendieron la cita "no por orden de Cifuentes", sino a petición de los ponentes y "por garantizar su seguridad", ya que están implicados en causas judiciales.
Concretamente, Joseba Permach está imputado en el sumario 35/2002 del Juzgado Central de Instrucción número 5 y Amaia Alkano está imputada en las diligencias previas 148/2009 del Juzgado Central de Instrucción número 3.
"El mero hecho de que se cuestione el derecho a informar sobre los juicios y dar la voz a los imputados en la capital del Estado es una muestra más de la falta de libertades y la inexistencia total de democracia. Estamos en un estado de hostigamiento", ha repetido una portavoz.
La pequeña reunión ha terminado después de una llamada en la que alertaban de la llegada de un grupo de neonazis a la zona, que en ese momento situaban en Puerta de Toledo. Algunos de los concentrados animaban a defender en local con todo lo que tuvieran a mano, después de que anoche miembros de grupos de extrema derecha, con la firma de Democracia Nacional, realizaran pintadas en la puerta del local y en la pared de enfrente.
La Policía tenía conocimiento de la convocatoria de extrema izquierda desde esta mañana, después de aparecer comunicaciones en varias redes sociales antifascistas y una pancarta en el Campus de Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid. No fue comunicada a la Delegación del Gobierno y la contraconvocatoria de la ultraderecha tampoco.
Por ello una decena de Unidades de Intervención Policial (UIP) ha montado un discreto dispositivo para evitar que se llevaran a enfrentar ambos grupos. Así, han identificado y parado entorno a la plaza de Lavapiés a 40 personas de extrema derecha. Una de ellas ha acabado detenida por contar con una requisitoria judicial pendiente, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno.
Asimismo, sobre las 19.15 horas han llegado varias furgonetas de antidisturbios al centro Potemkin, situado en el número 17 de la calle Mira el Sol. Allí, han rodeado el local y han empezado a identificar y cachear a gran parte de los allí concentrados. Tras ello, les han dirigido a la calle Casino. En torno a las 20.45 han acabado con las identificaciones y las puertas del centro Potemkin han quedado desalojadas. La concentración ha acabado sin incidentes.