Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía espera llegar a la "zona sensible" y ya abre ciertas bolsas

Esta mañana se han reanudado los trabajos de búsqueda de Marta en el vertedero Montemarta Cónica, de Alcalá de Guadaíra. Según fuentes de la Delegación del Gobierno, el rastreo cuenta con un dispositivo similar al de días anteriores. Además, añaden que se ha alcanzado ya la zona sensible, por lo que se prevé iniciar los trabajos "más minuciosos" a partir del lunes o el martes, cuando se alcance plenamente dicha cota.
Sin embargo, las mismas fuentes han advertido de que, ante la cercanía de la zona sensible, la Policía Científica y Judicial ya ha comenzado a analizar algunas bolsas y contenidos susceptibles de ser investigados.
El sistema de búsqueda de esta zona consiste en un brazo articulado que recoge la basura en la zona donde podría estar el cuerpo de la joven sevillana, teniendo en cuenta la última versión de Miguel Carcaño, para trasladarla finalmente a una zona limpia donde un dispositivo policial analizará "minuciosamente" cualquier indicio que condujera a encontrar el cuerpo de Marta.
Los trabajosen el vertedero comenzaron el pasado viernes después de que lo ordenara el juez de instrucción número 4 de Sevilla al cambiar el principal acusado, Miguel Carcaño, ex novio de la menor, su versión inicial y decir que habían arrojado el cadáver a un contenedor de basura y no al río Guadalquivir, donde más de 200 agentes la buscaron infructuosamente durante un mes.
Coordinación de la policía con una empresa privada
En la búsqueda, la Policía Judicial dirige la parte científica, mientras que una empresa privada es la encargada de la parte técnica, debido a la complejidad que supone un operativo de tal calibre en el vertedero Montemarta-Cónica, donde se vierten a diario una multitud de residuos procedentes de Sevilla.
El cuerpo de la menor podría yacer en el vertedero de Alcalá de Guadaíra de ser cierta la última versión de Miguel, en la que asegura que abusó de la víctima junto a su amigo de 15 años conocido como 'El Cuco' bajo la amenaza de una navaja, antes de que la joven falleciera estrangulada por un cable. BQM