Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía recibe nuevos vídeos sobre el presunto pederasta que identificó un ladrón

La Policía Nacional de Jaén ha recibido tres nuevos vídeos en los que aparece el supuesto pederasta Antonio P.G., tras la llamada de una persona que ha avisado de que había dejado las cintas debajo de un coche.
Fuentes policiales han informado a Europa Press de que fue la pasada Nochevieja cuando recibieron la llamada de "una voz femenina" avisando de que había dejado estas nuevas pruebas debajo de un coche en un punto de la capital que no ha trascendido.
Según confirma la Policía, una persona ha hecho efectiva la entrega de unos vídeos con el mismo 'modus operandi' que el ladrón que ayudó a identificar a un pederasta que trabajaba como entrenador de fútbol y que ingresó en prisión por estos hechos, si bien no concretan que la persona que ha realizado esta última llamada sea la misma que alertó la primera vez.
Así las cosas, tras una llamada a la Comisaría de Policía desde una cabina, una persona anónima informó de que "había dejado las cintas debajo de un coche en la ciudad".
LOS HECHOS
Cabe recordar que hace un mes una persona avisaba mediante una llamada anónima a la Sala del 091 de la Comisaría de Jaén de que había encontrado en una casa, en la que había entrado a robar, vídeos sobre un supuesto pederasta. El ladrón indicó a los agentes que había dejado las cintas debajo de un coche en la ciudad y una nota con la dirección del presunto pederasta. Esta acción permitió a la Policía identificar y detener a Antonio P.G.
De esta manera, una patrulla de la Policía Nacional localizó dichas cintas en el coche indicado y en un sobre de color marrón, junto a una nota en la que se leía "He tenido la desgracia de que han caído las cintas en mis manos y me veo en la obligación de presentarlas dejando que ustedes hagan su trabajo y puedan meter a ese... en la cárcel de por vida".
Según averiguó la Policía, el detenido supuestamente utilizaba su condición de entrenador de fútbol-sala para contactar con los menores, ganándose la confianza de los mismos en las instalaciones deportivas en las que trabajaba, y les convencía para ver juntos películas de contenido pornográfico, tras lo cual presuntamente incitaba a los pequeños a masturbarse y finalmente abusaba sexualmente de ellos.
El arrestado había denunciado en Comisaría nueve días antes que había sufrido un robo en su domicilio, al que accedieron a través de una ventana, si bien en dicha denuncia informaba de la sustracción de varios pequeños electrodomésticos, pero no de la cámara ni de las cintas de vídeo que han permitido su arresto, realizado por agentes adscritos a la UDEV de la Unidad Territorial Operativa de Policía Judicial de la Comisaría de Jaén.