Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía presenta a los sindicatos un borrador de protocolo para protegerse del virus

El subdirector general de Recursos Humanos de la Policía Nacional se reunió este miércoles con representantes de los sindicatos para presentarles un borrador de protocolo operativo para la gestión de casos sospechados o confirmados de ébola, según han informado el Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Confederación Española de Policía (CEP).
Según la CEP, el protocolo se aprobará en cuestión de días y, además, habrá charlas formativas y se reforzarán los equipos de protección individual, "tanto de los usados hasta ahora como de la incorporación de monos completos".
Ambos sindicatos han valorado positivamente el protocolo, puesto que llevaban tiempo pidiéndolo, pero el SUP ha alertado de que para proteger a los agentes del virus no basta con hacer un protocolo, sino que éste "exige una mínima y concreta instrucción a los policías" y también el compromiso de facilitarles "todos los medios materiales que en él se recogen".
Además, lamenta la tardanza en elaborar el protocolo, porque lo considera "documento esencial para la seguridad de la salud de los policías" pero no ha estado disponible "hasta que el ébola no ha entrado en España" cuando el en realidad riesgo existe desde el verano".
CASOS EN FRONTERAS, CALABOZOS O CIES
Eso sí, el SUP reconoce que el borrador tiene "una estructura bastante aceptable", puesto que informa de las diferentes formas de actuar en función de los diferentes escenarios, entre ellos la llegada de embarcaciones a las costas, llegada de una persona con síntomas por puesto fronterizo aéreo, encuentro de una persona en territorio nacional o persona con síntomas ingresada en calabozos o centro de internamiento de extranjeros (CIE).
También recoge normas sobre la utilización de los equipos de protección (EPIs) en función de que el riesgo de tratar con personas infectadas sea alto o bajo y de que se trate de guantes, mascarillas, gafas, monos o calzas.