Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Policías locales piden a Cifuentes que aclare el futuro de las BESCAM, cuyos convenios finalizan entre 2016 y 2018

Policías locales de la Comunidad de Madrid han pedido al Gobierno regional, presidido por Cristina Cifuentes, que acabe con la "incertidumbre" de 2.500 policías que se ven "supreditados" a los convenios de las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid (BESCAM) que finalizan entre el 2016 y el 2018 y que están dejando ya a algunos agentes sin percibir su sueldo.
Estos convenios fueron puestos en marcha bajo el mandato de la ex presidenta de la Comunidad de Madrid y actual portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, y suponen la financiación de policías locales que actúan en el ámbito de la Seguridad en los distintos municipios de la región.
Durante una concentración celebrada este lunes en la Puerta del Sol, el coordinardor de Seguridad Local de CSIF, Alfonso Jiménez, ha trasladado que existen ya municipios en los que las patrullas "no cobran" al ver finalizado ya el plazo de los convenios. "El problema es de una gravedad suprema porque hay municipios que se van a quedar sin servicios", ha señalado, en referencia a localidades como Moraleja de Enmedio o Móstoles.
Entre estos agentes afectados se encuentra el policía municipal de Las Rozas Raúl Hernández quien ha señalado que tienen una "incertidumbre absoluta" con su futuro. "Pese a cobrar del Ayuntamiento, mi puesto está supeditado a la subvención BESCAM, si desaparece no sabemos qué puede suceder, si el Ayuntamiento podrá soportar el gasto", ha aseverado.
"DEMANTELACIÓN DE LAS UCS"
Por otra parte, otro de los temas criticados durante la concentración ha sido "la desmantelación de las Unidades Centrales de Seguridad (UCS) en la capital. El responsable de Administración Local de CSIF, Víctor Jímenez, ha criticado que se ha producido "de un día para otro". "Se trata de un cuerpo que funcionaba perfectamente, que tiene un índice de actuación más rápido que Policía Nacional", ha señalado.
A estas palabras se ha sumado además el responsable de Policía Municipal de CSIF en la capital, José Luis Antón, quien ha señalado que se trata de una decisión que no les han consultado. A su juicio, estas unidades "han funcionado todos estos años apoyando a los distritos y reforzando a los compañeros en situación de peligro". "No son represoras ni ejercen la violencia", ha afirmado.
En cuanto a las consecuencias, pese a manifestar que puede que a corto plazo "no veamos como repercute", a medio plazo está "segurísimo que sí". Entre los posibles casos, ha señalado, "cuando lleguen las fiestas las fiestas patronales, los macrobotellones o cuando se produzca algún altercado dentro del propio Ayuntamiento". "Tenemos que recordar que cuando una patrulla de distrito llega a una intervención complicada necesita un apoyo de ciertas personas con mas cualificación", ha recalcado.