Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Primado dice que las multinacionales fomentan las "conductas sexuales absurdas"

El Arzobispo Primado de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, ha declarado este miércoles que "la educación sexual no es algo que se pueda dejar al arbitrio de las grandes multinacionales" porque "fomentan toda una serie de conductas sexuales absurdas".
De esta forma, Rodríguez Plaza, en el transcurso de la inauguración del año judicial 2010, ha defendido la importancia que tiene una buena "formación en el amor" que se debe iniciar en edad infantil o juvenil para que perdure en el matrimonio porque, según ha dicho,la actual sociedad crea "seres incapaces de amar" y de tener una positiva "convivencia conyugal".
El Arzobispo de Toledo ha dicho que "no puede ser que algo tan fundamental como es la formación sexual se limite simplemente a una información" y ha opinado que existe "ceguera y miopía", y "no es algo que se pueda dejar al arbitrio de las grandes multinacionales que fomentan toda una serie de conductas sexuales absurdas".
Ha defendido el esforzarse en proponer "matrimonios que ayuden a las personas a ser felices" porque "la justicia y la caridad mal entendidas pueden propiciar abusos".
"Estamos obligados a evitar cualquier tipo de fraude que inocule el mal en el seno de la institución familiar", ha opinado Rodríguez, "porque sufrimos la plaga imparable del divorcio hasta extremos impensables", hasta el punto de que "nuestra sociedad ha asimilado cultural y legalmente la desgracia del divorcio".
Ha mantenido que no se tienen en cuenta "las consecuencias" que el divorcio tiene "para los hijos y los jóvenes" y que, sumado al actual momento de crisis económica, lleva al "espejismo de una Europa de bienestar y de progreso que atrae a los más pobres, prometiéndoles un futuro halag³eño a costa de lo que sea".
Tras recordar la importancia del "juez, la justicia, pastoral" y, también, de "estrechar lazos de colaboración con la instituciones civiles", para evitar el máximo de nulidades matrimoniales, el Arzobispo de Toledo ha defendido la validez del matrimonio desde "la madurez psíquica y canónica" y ha observado que "la incapacidad, no la dificultad, lo hacen nulo".
Rodríguez Plaza ha exigido el "tratar las causas de nulidad con la debida profundidad, buscando y sirviendo a la verdad" y que para los casos más graves se debe "apoyar en informes psiquiátricos y psicológicos".
Ha hablado, además, de "nuevos horizontes" y de entender las complejidades "ajenas al matrimonio" que hace se den "matrimonios blandos, fraudulentos" y que la nueva realidad por la llegada de inmigrantes a España y Europa "obliga a un nuevo esfuerzo pastoral".
El Arzobispo de Toledo ha creído necesaria "una familia fuerte" que se imponga en la actual sociedad porque "la falta de educación afectiva, el utilitarismo materialista, el individualismo dominante conforman una persona que se ve superada por los acontecimientos". Ha pedido, por último, "dar nuevo vigor a la institución familiar, a través del matrimonio, para que no siga haciendo mella en los jóvenes".