Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Princesa realiza con "excelentes resultados" unas 40 intervenciones de cirugía cardiaca mínimamente invasiva

El servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital Universitario de La Princesa, perteneciente a la red de la Comunidad de Madrid, ha llevado a cabo, hasta el momento, unas 40 intervenciones de sustitución de válvula aórtica mediante cirugía mínimamente invasiva, es decir, realizando una pequeña incisión en el torax del paciente que oscila entre los 7 y 10 centímetros, con "excelentes resultados", según un comunicado del Gobierno regional emitido este domingo.
Este procedimiento, que sustituye a la cirugía convencional en la que se procede a abrir el esternón completamente, supone una serie de ventajas evidentes para los pacientes, tanto durante la intervención, como en el postoperatorio inmediato. Mientras se está llevando a cabo la operación, y debido a que la incisión es pequeña, el paciente tiene menor riesgo de sangrado y por tanto menor necesidad de transfusiones sanguíneas.
El postoperatorio también es menos doloroso y la sutura de la herida no suele presentar complicaciones. Ello hace que la permanencia en la Unidad de Cuidados Intensivos no llegue a 48 horas y el número total de días de estancia en el hospital no pase de una semana.
Todos estos factores contribuyen a que los pacientes que se han sometido a esta técnica en el Servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital de La Princesa se muestren muy satisfechos, ya que gracias a la misma y a la habilidad de los cirujanos que la llevan a cabo, han superado con éxito el miedo que intrínsecamente provoca cualquier intervención del corazón.
La edad media de los pacientes intervenidos ha sido de 73 años, siendo el 77 por ciento hombres y el 33 por ciento mujeres. A todos ellos, se les ha sustituido la válvula aórtica porque ésta no funcionaba correctamente, produciendo anormalidades en el flujo de la sangre desde el corazón hacía la aorta.
La reducción de complicaciones hace que la cirugía mínimamente invasiva esté especialmente indicada en pacientes ancianos, obesos o con problemas pulmonares. Entre las intervenciones realizadas en el Hospital de La Princesa, un varón de 91 años ha sido el paciente de más edad al que se le ha sustituido la válvula aórtica por este procedimiento, con resultado plenamente satisfactorio.
UN TOTAL DE 350 INTERVENCIONES EN 2012
La sustitución de válvula aórtica mediante cirugía mínimamente invasiva es sólo una de las técnicas que lleva a cabo el Servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital Universitario de La Princesa que es, en la actualidad, uno de los servicios con más actividad a nivel nacional.
En el año 2012 realizó unas 350 intervenciones de diversa índole como cirugía reparadora de la válvula mitral, tricúspide, cirugía coronaria sin el uso de circulación extracorpórea, uso de puentes arteriales en la cirugía coronaria, cirugía de las arritmias, o cirugía de aneurismas de aorta torácica, entre otras.
En el año 2007 fue el primer servicio europeo en implantar con éxito células madre en el corazón como tratamiento de la angina de pecho. Y cuenta con muy buenos resultados y gran experiencia en lo que se ha dado en llamar cirugía sin sangre, que se reflejan en la publicación de artículos en las principales revistas científicas de la especialidad tanto españolas como internacionales.