Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Procesada la cúpula de los GRAPO que tenía información sobre 1.500 objetivos

El presunto miembro de los GRAPO, Jorge García Vidal, durante un juicio celebrado en la Audiencia Nacional. EFE/Archivotelecinco.es
El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha procesado a seis miembros de los GRAPO detenidos en junio de 2007 en Barcelona en una operación en la que se dio por desarticulada la última cúpula de la banda terrorista, que había recopilado información sobre más de 1.500 posibles objetivos.
Así lo han informado fuentes jurídicas, que han precisado que los procesados son Israel Clemente López, Jorge García Vidal, Lucio García Blanco, Manuel Ramón Arango Riego, Isabel María Aparicio Sánchez y José Francisco Cela Seoane.
Velasco les acusa de los delitos de pertenencia a organización terrorista, tenencia y depósito de sustancias o aparatos explosivos terroristas, tenencia ilícita de armas, conspiración para la realización de asesinatos terroristas, conspiración para la detención ilegal para financiar actividades terroristas y falsedad en documentos oficiales.
Entre los objetivos de los seis detenidos, han señalado las fuentes consultadas, estaba el secuestro de un joyero de la capital catalana, además de haber recopilado información sobre 1.562 posibles objetivos, entre los que había personas de la política, la judicatura, el ejército, la cultura y el espectáculo.
En el auto de procesamiento, de 78 páginas, el juez describe la estructura formada por los seis procesados, en la que existía un órgano máximo de Dirección, formado por Arango y Aparicio; un Comité General, integrado por García Blanco, Cela Seoane y García Vidal, y un grupo armado que formaban los tres anteriores y que dirigía Clemente.
"Todos realizan actividades relacionadas con la lucha armada, especialmente los componentes del denominado Comité General, que, además de las actividades de propaganda, organización, etc., realizan también labores de infraestructura e información, captación y vigilancia de objetivos junto con los integrantes del comando", señala el magistrado.
Destaca también que los 'grapos' vigilaron 25 oficinas bancarias del cinturón sur de Granada y otras 14 y una farmacia en Barcelona con la "intención de continuar financiando, con el dinero que obtuvieran de atracarlas, la organización terrorista a la que los seis pertenecían".
Con ese fin recaudatorio, los GRAPO también practicaron vigilancias sobre un joyero de Barcelona al que pensaban secuestrar de forma inminente para apoderarse de joyas y dinero con los que poder continuar sufragando sus actividades.
Sobre la información de las más de 1.500 personas, subraya el juez que, en algunos casos, simplemente tomaron la documentación a través de la prensa y registros públicos, mientras que en otros casos existía una información más elaborada "como paso previo a atentar contra su vida".
La anterior cúpula de esta banda terrorista fue desmantelada en julio de 2002 con la detención del jefe histórico de su aparato militar, Fernando Hierro Chomón, y el responsable de los comandos, Marcos Martín Ponce, quien había sucedido en ese puesto a Fernando Silva Sande tras su arresto en París en noviembre de 2000.