Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un vídeo muestra inmigrantes apaleados por fuerzas policiales en la valla de Melilla

La ONG melillense Prodein ha difundido un nuevo vídeo grabado en la madrugada del 13 de agosto, tras un intento de salto de la valla de Melilla, que muestra cómo al menos seis inmigrantes son golpeados con porras o bastones por fuerzas policiales mientras son conducidos por la puerta de servicio del vallado hasta el lado marroquí.

Según explica la propia organización, los golpes son perpetrados tanto por militares marroquíes uniformados como por guardias civiles y ocurren en suelo español, en el pasillo entre la doble valla que delimita la frontera, sin que se aprecie durante la grabación que los migrantes ofrezcan resistencia.
El vídeo, fechado a las 04.20 horas del día 13, recoge bajo el haz de luz de una linterna situada en el lado marroquí, cómo hasta seis inmigrantes son conducidos uno a uno y a golpes por una decena de agentes a lo largo de ese pasillo hasta la puerta de servicio de la valla.
Tres de estos agentes, situados cerca de la puerta, propinan patadas y golpes con lo que parece una porra a los extranjeros que van pasando. Se observa cómo uno de ellos pega un porrazo en la espalda de una persona que acababa de cruzar cojeando el umbral que conduce a Marruecos.
Una vez cruzada la puerta, los migrantes son recibidos por más golpes. El movimiento de la linterna deja ver a un agente marroquí uniformado blandiendo una porra sobre los que van pasando, así como a varios agentes vestidos de antidisturbios que Prodein identifica con la Guardia Civil.
Con la difusión de este nuevo vídeo la organización sale al paso de las postura expresada este lunes por la Delegación del Gobierno en Melilla, institución dirigida por Abdemalik El Barkani, que criticó este tipo de grabaciones por considerar que "son parciales" y "buscan la controversia".
Las declaraciones se producían horas después de que la organización internacional Human Right Watch difundiera dos grabaciones para ilustrar, por un lado, que hubo violencia policial sobre los migrantes en el salto a la valla del pasado 13 de agosto y, por otro, que se volvieron a ejecutar devoluciones sumarias a Marruecos de personas que habían conseguido alcanzar suelo español.