Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Programa Cooperativo de lucha contra la discriminación logra la inserción laboral de 1.598 personas en León

Sus promotores (FSC Inserta, Cruz Roja, Cáritas y Secretariado Gitano) firman un nuevo acuerdo para seguir trabajando conjuntamente
Los planes de inclusión llevados a cabo por FSC Inserta, Cruz Roja, Cáritas y Secretariado Gitano, dentro del Programa Cooperativo de lucha contra la discriminación, han permitido atender desde 2007 a 2013 a 5.434 personas en León, 2.422 hombres y 3.013 mujeres, de las cuales 1.862 recibieron formación y un total de 1.598 lograron la inserción laboral.
Se trata de datos "muy positivos" si se tiene en cuenta el periodo de crisis económica, tal como ha asegurado la secretaria general de FSC Inserta, Virgina Carcedo, que ha resaltado que el grado de inserción de esta iniciativa alcanza el 45 por ciento.
Al margen de esto, lo más característico del programa a juicio de Carcedo es que es "rentable", ya que de los casi 98.000 euros que se van a invertir en 2014, el retorno va a ser de 300.000 porque los participantes "dejan de percibir políticas pasivas para ser ciudadanos que empiezan a trabajar y se benefician de políticas activas".
"No sólo son datos importantes desde el punto de vista de números, sino por las ventajas de las personas que empiezan a trabajar y se sienten socializadas e integradas", ha agregado la secretaria general de FSC Inserta, una entidad experta en recursos humanas de la Fundación ONCE.
Se trata también de un programa "de inclusión inteligente" porque permite ver las capacidades de cada personas para lograr integrarlas en el mercado laboral de acuerdo a sus habilidades. Además, se trata de un programa que a nivel europeo "redistribuye el uno por ciento del presupuesto", por lo que es "un gran instrumento", según Carcedo.
NUEVO CONVENIO
Representantes de las cuatro instituciones han firmado un convenio de colaboración este jueves en la sede de Cáritas de León, que se enmarca dentro del programa de lucha contra la pobreza y que pretende recoger formalmente el trabajo que se realiza, así como planificar nuevas acciones conjuntas para el beneficio de las personas con dificultades en acceder al sistema laboral.
Por su parte, la presidenta de Cáritas Diocesana de León, Beatriz Gallego, ha recordado que el plan, cofinanciado por el Fondo Social Europeo, tiene como principal objetivo "promover la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión social" y, en definitiva, "luchar contra la discriminación".
Para ello, sus integrantes diseñan estrategias con la finalidad de dar respuestas a los objetivos estratégicos del Fondo Social Europeo, que son "atraer a más personas al mercado laboral, hacer del trabajo una opción real para muchas personas en riesgo de exclusión y fomentar la empleabilidad, la inclusión social y la igualdad entre hombres y mujeres".
Por último, pretende impulsar de forma especial la integración socio laboral de las personas jóvenes, de parados de larga duración, emigrantes, personas con discapacidad y en riesgo de exclusión del mercado de trabajo.