Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Proyecto Hombre presenta un curso para padres de adolescentes con información y consejos sobre el consumo de drogas

La Asociación Proyecto Hombre ha presentado este miércoles el curso 'on-line' 'Escuela de Familias en la Red' dirigido a familias con hijos adolescentes, con el objetivo de promover el papel de los padres como agentes preventivos, facilitando la información suficiente sobre las adicciones y las vías de intervención para evitar o retrasar el consumo de drogas.
Según explican desde la organización, es un curso destinado a fomentar desde el ámbito familiar valores, recursos y estrategias que "favorezcan la prevención y/o detección de conductas de riesgo en los hijos". "Es gratuito, de acceso libre y universal". El papel de la familia es "primordial" en todas las fases: prevención, detección y tratamiento.
El contenido incluye claves para detectar consumos problemáticos y consejos para actuar en caso de haber detectado problemas en el adolescente. Para la directora del centro de formación de la asociación, Yoana Granero, "una detección temprana de consumo de drogas en los hijos aumenta las posibilidades de éxito y acorta la intervención, por lo que la formación de la familia es fundamental".
La presencia de olor a alcohol o el característico aliento a tabaco, las pupilas excesivamente dilatadas o contraídas, el enrojecimiento, hinchazón o irritación de los ojos, así como la rigidez muscular o, en ciertos casos, incluso movimientos espasmódicos, son señales fisiológicas que "pueden anunciar el consumo de alguna sustancia psicoactiva son algunos de esos indicios a observar", ha detallado.
EN ESPAÑA, DE CADA 10 ESTUDIANTES 4 SON POLICONSUMIDORES
La aparición de los primeros consumos de drogas suele tener lugar en la adolescencia. La última Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) señala que, durante 2012-13, el 81,9 por ciento de los estudiantes dice haber consumido alcohol en el último año, el 35,3 por ciento ha consumido tabaco, el 26,6 por ciento cannabis, el 11,6 por ciento hipnosedantes, el 2,5 por ciento cocaína, el 2 por ciento alucinógenos, el 1,7 por ciento anfetaminas y el 0,7 por ciento heroína. El policonsumo es cada vez más frecuente entre los jóvenes, tanto en España como en Europa. "En España, de cada diez estudiantes, cuatro son policonsumidores -consumen dos o más sustancias-", han recordado.
Otro de los aspectos que pone de manifiesto esta encuesta es el papel de los amigos. Las prevalencias de consumo de cualquier droga "son mayores entre los escolares que perciben un mayor número de amigos consumidores de esta misma sustancia", han resaltado. De acuerdo a los resultados del trabajo, los estudiantes de entre 14 y 18 años perciben el alcohol como la sustancia menos peligrosa y consideran que el tabaco es más peligroso que el cannabis.
En cuanto al curso, la organización ha indicado que el temario evita los tecnicismos y se centra en cuatro áreas de trabajo: prevenir, detectar, conocer y responder ante el consumo de drogas. Además, los materiales del curso "son dinámicos e interactivos", con el objetivo de promover una formación 'e-learning' "intuitiva y cómoda para el usuario".
Adicionalmente, se incluyen documentos de texto que el usuario puede descargar para su archivo y consulta. A través de la plataforma, se pueden resolver las dudas en el apartado de preguntas frecuentes, llamando a alguno de los centros Proyecto Hombre o poniéndose en contacto con los tutores, todos ellos personal de la organización "formado y con experiencia 'ad hoc'".