Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy y Sáenz de Santamaría apoyan un "pacto total" contra la pederastia

Después de ser recibidos este lunes por el presidente de Gobierno, los padres de Mari Luz, la niña asesinada el pasado mes de enero, se han reunido con Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría. Ambos han mostrado su apoyo a un  "pacto total" para luchar contra los pederastas. Juan José Cortés, padre de la joven víctima, tiene la esperanza de que todos estén a favor y no haya "ninguna oveja negra que vaya en contra de lo que va a beneficiar a todos los españoles". En su anterior entrevista con el CGPJ, la familia de Mari Luz, ha pedido que se depuren todas las responsabilidades por la muerte de su hija, aunque asegura que siguen confiando en la Justicia.
 Según contó el padre de Mari Luz, Rajoy y Sáenz de Santamaría mostraron a la familia las "condolencias" y su compromiso de luchar de forma "constante" contra la pederastia.
 El padre de Mari Luz se reunió momentos antes con el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Francisco José Hernando. Cortés expuso la necesidad de "depurar más responsabilidades" para los que permitieron que el presunto asesino de su hija estuviera en libertad a pesar de estar condenado y no haber cumplido su pena.
 Por su parte, el portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Enrique López, ha afirmado que el organismo podría tomar una decisión en el mes de julio sobre el expediente disciplinario abierto al titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla, Rafael Tirado. El motivo es una falta muy grave de desatención a la hora de ejecutar la sentencia de 2002 contra el presunto asesino de Mari Luz, Santiago del Valle.
 "Depurar responsabilidades"
 José Luis Rodríguez Zapatero le prometió el lunes a Juan José una reforma legal que revise las penas de este tipo de criminales, por "la seguridad de los niños". El presidente del Gobierno se negó en cambio a garantizar la cadena perpetua que es lo que piden los padres de la pequeña. AC