Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy sobre despenalizar el aborto eugenésico: "Estamos estudiando y buscando el máximo consenso posible"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este viernes que el Gobierno está estudiando y buscando el "máximo consenso posible" preguntado sobre si finalmente va a canalizar el aborto eugenésico en la nueva regulación que trabaja el Ejecutivo.
"En la reforma del aborto estamos en este momento estudiando y buscando el máximo consenso posible", ha respondido el jefe del Ejecutivo en respuesta a los medios sobre si finalmente el Gobierno ha decidido canalizar el aborto eugenésico, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
La Ley Orgánica de Protección de la vida del concebido y derechos de la mujer embarazada, como así se llama la reforma, verá previsiblemente la luz en el mes de septiembre, "mes en el que finaliza el verano", en palabras del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, a finales de julio.
"Estoy en condiciones de decirles que el proyecto se aprobará antes de que termine el verano, y el verano acaba en septiembre, ¿no? ¿Cuándo acaba el verano? Yo creo que en septiembre, ¿no?", bromeó Gallardón en respuesta a los medios.
Precisamente, despenalizar el aborto eugenésico supone una de las recomendaciones que el Consejo General del Poder Judicial realizó al anteproyecto de reforma de la interrupción voluntaria del embarazo de Gallardón, aunque el órgano de los jueces pidió desligarlo del daño psicológico a la madre.
Según aseguraron a Europa Press en fuentes parlamentarias, la nueva normativa contemplará posiblemente el aborto en casos de malformación incompatible con la vida, un hecho que se recogerá no como un nuevo supuesto, sino dentro del correspondiente al daño psicológico a la madre, y que irá previsiblemente acompañado de este tipo de patologías incompatibles con la vida, similar a la que la Sociedad Española de Ginecología (SEGO) elaboró para la ley socialista vigente.
Es más, las mismas fuentes han confirmado que el texto de la reforma se encuentra desde mediados del mes de julio en Moncloa, ya no depende ni de Ruiz-Gallardón ni del Ministerio de Justicia, a falta de contar con el visto bueno del jefe del Ejecutivo y de su número dos, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.