Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Realizan un simulacro de emergencia con un supuesto incendio en la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos)

La central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) ha realizado este jueves 19 de mayo el preceptivo simulacro anual, conforme a los requerimientos establecidos en su Plan de Emergencia Interior, que ha contado con un supuesto incendio ocurrido en el edificio de turbina, según ha informado el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).
Así, ha explicado que, durante el ejercicio, el CSN ha realizado el seguimiento del estado de planta y de las actuaciones del titular para recuperar las condiciones de seguridad. Asimismo, se ha mantenido en contacto con la Subdelegación del Gobierno en Burgos para recomendar las correspondientes medidas de protección radiológica.
En concreto, el simulacro se ha iniciado a las 9.00 horas con la declaración, por parte del titular de la instalación, de alerta de emergencia (Categoría II) debido a un incendio ocurrido en el edificio de turbina y que ha afectado a una de las dos divisiones eléctricas.
Según ha detallado el CNS, como consecuencia del fallo eléctrico, el nivel de agua de la piscina de combustible gastado ha ido descendiendo sin que en ningún momento se haya producido liberación de radiactividad al exterior de la instalación.
Del mismo modo, ha precisado que se ha simulado la contaminación interna y externa de dos trabajadores que estaban llevando a cabo labores de mantenimiento en la contención, por lo que han sido atendidos y descontaminados en los servicios médicos del emplazamiento.
Por su parte, el CSN ha recomendado al Centro de Coordinación Operativa (CECOP) de la Subdelegación del Gobierno, el establecimiento de control de accesos en la zona 1 de planificación de emergencias (radio de 10 kilómetros) en el exterior de la central nuclear de Santa María de Garoña.
Además, el CSN ha simulado la alerta a sus apoyos externos para que se dirigieran, de forma preventiva, a la zona de planificación del Plan de Emergencia Nuclear de Burgos (PENBU) y ha activado en modo 1 su Organización de Respuesta ante Emergencias. Según el CSN, un suceso de esta naturaleza habría sido clasificado como nivel 2 (incidente) en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES).
Por último, ha recordado que este simulacro anual ha contado con la participación de la Organización de Respuesta ante Emergencias del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y de la Subdelegación del Gobierno en Burgos.