Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reclusos de la prisión de Picassent (Valencia) concluyen en Ontinyent una peregrinación a pie de 70 kilómetros

Un grupo de once reclusos de la prisión de Picassent concluye este jueves en la localidad valenciana de Ontinyent una peregrinación a pie de 70 kilómetros iniciada el pasado domingo desde el establecimiento penitenciario, para participar en el Año Santo Mariano que se celebra en la capital de la comarca de la Vall d'Albaida por el 350 aniversario de las fiestas de la Inmaculada, patrona canónica del municipio, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.
El obispo auxiliar de Valencia, monseñor Enrique Benavent, presidirá una eucaristía en la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora a las 12.00 horas para los reclusos, en la que obtendrán la indulgencia plenaria, según Javier Palomares, director del Secretariado Diocesano de Pastoral Penitenciaria.
Previamente, los peregrinos realizarán la ruta mariana que incluye tres estaciones para recordar el dogma de la Inmaculada, la virginidad y la maternidad de María y la Asunción desde la ermita de la Concepción de Ontinyent hasta la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora acompañados por el párroco, Juan Melchor Seguí.
Tras la celebración de la eucaristía los reclusos visitarán la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora y el campanario y, por la tarde, partirán en tren de nuevo hasta el centro penitenciario de Picassent.
En total, cinco presos del módulo de jóvenes y otros seis que están en el tercer grado del Centro de Inserción Social Torres Espioca, acompañados por una decena de voluntarios y dos capellanes de prisión, han realizado a pie los 70 kilómetros que separan la cárcel de Picassent y Ontinyent en cinco etapas.
Los peregrinos han recorrido las localidades de Benifaió, Carcaixent, Xàtiva y Montaverner y se han alojado en los locales parroquiales o en polideportivos de estas poblaciones, "donde tanto los párrocos como los ayuntamientos nos han acogido muy bien". Igualmente, han realizado paradas para descansar, almorzar y compartir momentos de oración en Algemesí, Alzira, Manuel y Alfarrasí.