Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recomiendan usar sedación en el dentista para grandes intervenciones y evitar así el miedo a la anestesia

La sedación puede ser una buena solución para que los pacientes "no sufran" cuando se vayan a hacer varias intervenciones en una sola sesión al acudir al dentista, ya que el miedo a la anestesia es el "factor más común" por el que los españoles no acuden a las consultas de estos especialistas, según la Clínica Dental Navarro.
De este modo, el dentista de esta clínica, el doctor Gonzalo Navarro, ha explicado en declaraciones a Europa Press que "cada vez se dan más casos" de gente que necesita acudir al dentista para hacerse muchas cosas de una sola vez, por lo que muchos, ante el miedo de acudir a la consulta, prefieren una "sedación consciente".
Con este tipo de sedación, las personas "pierden la sensación del tiempo quirúrgico, están equilibrados, controlados médicamente" y, sobre todo "conscientes en todo momento aunque se les olvida el dolor", según el doctor Navarro.
De este modo, se consigue un "efecto psicológico importante" y que los pacientes "pierdan el miedo" al hecho de realizarse una gran intervención o de ir al dentista.
Además, este experto señala que la sedación puede "controlar el temor a ser anestesiado", aunque para ello es importante "contar con un equipo de anestesistas especializados que aseguren su trabajo correcto y reduzcan las molestias y la angustia del paciente".
De este modo, Navarro afirma que el anestesista "controla" al paciente y que, al haber una reunión previa entre las dos partes, se mejora en "seguridad médica y en sensación".
Otra razón por la que la sedación es una buena opción para algunas personas es por la falta de tiempo y de dinero. "Hay que deshacerse de las excusas para no ir al dentista y mejorar nuestra salud bucodental", ha dicho el doctor.
Además, también es recomendable aprovechar un día para realizar varias consultas y así no tener que visitar de un modo regular para evitar "futuros problemas bucodentales y gastos económicos innecesarios", según esta clínica. Esto también supone un ahorro de tiempo para los médicos, ya que puedes reunir al equipo "tres horas una mañana", añade Navarro.
Aún así, es muy importante que los pacientes sepan en todo momento "lo que se le va a realizar así como del tiempo y modo de recuperación que le va a conllevar la intervención". En este sentido, para favorecer un buen clima de confianza es necesario "disponer de un ambiente relajado en la clínica" para que el paciente confíe en el dentista.
La Clínica Navarro también recuerda que otro de los problemas que preocupan a los españoles son los implantes dentales, ya que piensan que tienen un coste elevado además de que pueden producir molestias. En este caso, el doctor Navarro asegura que no hay que pensar en los implantes de este modo, sino en que "la relación coste-beneficio es más favorable que ningún tratamiento", ya que "hay que considerarlo una inversión más que un coste".