Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Responsable de la Academia de Ciencia del Vaticano afirma que el diálogo interreligioso puede "salvar el medio ambiente"

El presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias del Vaticano, el arzobispo Marcelo Sánchez Sorondo, ha indicado que el diálogo interreligioso debe "pasar a la acción común para salvar el medio ambiente". Así lo ha precisado durante la inauguración este lunes del Seminario Internacional de Ciencia y Religiones por el Medio Ambiente (ISSREC) que se celebra en el Santuario de Torreciudad (Huesca).
El Seminario reúne a científicos y líderes religiosos de 15 países y 8 confesiones religiosas para dialogar sobre cómo pueden colaborar la ciencia y las principales religiones en la conservación del planeta.
Sánchez Sorondo ha destacado que el cuidado del medio ambiente "es un punto de encuentro, no sólo para el diálogo interreligioso sino para el trabajo común de las distintas religiones" y ha remarcado la importancia de la encíclica del Papa Francisco 'Laudato Si' para entender la ecología de forma integral, porque "los problemas del cambio climático están empeorando los problemas sociales, especialmente las nuevas formas de esclavitud".
Además, ha insistido en que "es importante que la ciencia y las religiones entiendan que la crisis medioambiental es un clamor de la tierra y un clamor de los hombres".
Por su parte, el científico experto en botánica de la Universidad de Washington en St. Louis, Peter H. Raven, ha indicado que "la ciencia explica la importancia del problema medioambiental pero las visiones éticas de las tradiciones religiosas tienen la facultad de influir en las opiniones para crear un mundo sostenible y en paz".
El profesor Raven, líder defensor de la conservación de la biodiversidad, ha explicado que "la mayoría de la gente no está sensibilizada por las estadísticas o por el miedo al desastre, pero en cambio sí puede reaccionar si entiende los valores humanos de lo que se pierde y si, a través de las tradiciones religiosas, aprenden a celebrar la vida unos con otros, a amarse unos a otros, a cuidar juntos la naturaleza".
La presidenta de la Fundación Promoción Social de la Cultura, Jumana Trad, ha señalado la importancia de este Seminario para que "los líderes religiosos conozcan las evidencias científicas de los problemas ambientales y que los científicos valoren la importancia de las distintas tradiciones religiosas para fomentar un cambio de la acción del hombre en la naturaleza".
Además, durante la primera jornada del Seminario, se ha analizado la aportación de la ciencia al diagnóstico de los problemas ambientales. El profesor Stocker, codirector del Grupo de Trabajo I del Grupo Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (IPCC), ha explicado las evidencias científicas sobre el cambio climático.
Mientras, la directora de Ciencias de la Tierra en el Instituto Internacional de Ciencia Espacial (ISSI, Berna, Suiza), la profesora Anny Cazenave, se ha referido a las consecuencias en el ciclo del agua y el profesor de Ecología en la Universidad Martín Lutero de Halle-Wittenberg, el doctor Settele, ha incidido en el impacto de la expansión de la agricultura en los ecosistemas.
Entre los participantes religiosos en el seminario, se encuentran también el rabino de Jerusalén, Yonatan Neril, fundador y director del Centro Interreligioso para el Desarrollo Sostenible; la monja budista Tsunma Karma Chimey Lhatso; la hinduista Swamini Umananda; el archidiácono ortodoxo búlgaro, Petar Gramatikov y el Procurador General de la Orden Cisterciense, LLuc Torcal.