Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey Juan Carlos reclama "innovación y excelencia" al recibir el reconocimiento de las empresas iberoamericanas

El Rey Juan Carlos ha reaparecido este jueves en su primer acto oficial en España tras su abdicación en un encuentro del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL) en el que ha apostado por la "innovación y excelencia" como claves para seguir "fortaleciendo el espacio iberoamericano. A principios de agosto, don Juan Carlos encabezó la delegación española en la toma de posesión de Juan Manuel Santos como presidente de Colombia.
Don Juan Carlos ha recibido el "reconocimiento a la integración iberoamericana" en una cena con ocasión de la XXV Asamblea del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), que se celebra este jueves y viernes en Madrid. Acompañado por los ministros de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo, y de Fomento, Ana Pastor, el Rey --apoyado en un bastón-- ha saludado de pie a una treintena de representantes del sector empresarial como el presidente de Telefónica, César Alierta, el de Mapfre, Antonio Huertas, o el de Indra, Javier Monzón.
Tras ser recibido por un aplauso al acceder al Palacio de Cibeles, el que fuera secretario general de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique V. Iglesias, ha dado la bienvenida a Don Juan Carlos y ha puesto en valor "el cariño que se ha ganado de toda América Latina". Los aplausos se han vuelto a repetir en el discurso de Margallo, primero, cuando lo ha calificado como "el mejor embajador de la Marca España" y, después, cuando ha asegurado que su reinado ha sido "el más glorioso" de la historia reciente del país.
Margallo ha recordado la contribución de Don Juan Carlos en la apertura al mundo de España, donde se extendió, ha señalado, la expresión "juancarlista" para definir a quienes apoyaban la llegada de la democracia de manos de la Monarquía parlamentaria. El ministro se ha mostrado convencido de que los españoles --"sabemos ser muy agradecidos", ha dicho-- se harán a partir de ahora "felipistas" porque el Rey Felipe VI hará como su padre y "dejará una España mucho mejor de la que heredó".
"GRACIAS DE CORAZÓN"
El Rey Juan Carlos ha dado las gracias "de corazón por el generoso reconocimiento" del sector empresarial iberoamericano representando por CEAL. "Sabéis que contáis y podréis seguir contando con todo mi apoyo", ha dicho a los presentes, unas 400 personas, que se han puesto de pie para aplaudirle tanto al comienzo como al finalizar su discurso.
Don Juan Carlos ha comentado que siempre tuvo como "objetivo prioritario" contribuir a la "afirmación de la Comunidad Iberoamericana y al estrechamiento de las relaciones de España con todas las naciones hermanas". Un compromiso que, ha añadido, continuará su hijo. "Tengo el orgullo de señalar que corresponde a mi hijo, el Rey Don Felipe, seguir promoviendo al más alto nivel las relaciones con los países de nuestra Comunidad Histórica", ha indicado.
El Rey ha elogiado la "gran labor" que se viene desarrollando desde CEAL --haciéndola extensiva a CEAL Ibérico, que actúa desde España y Portugal-- por contribuir a generar riqueza y crear empleo. "Es muy importante", ha añadido, "que en vuestros encuentros empresariales se debatan las grandes cuestiones que pueden favorecer el desarrollo de las sociedades y promover la innovación".
Es la primera vez que CEAL Ibérico, que se ha puesto en marcha este año y que es uno de los 21 capítulos del CEAL, celebra una asamblea de estas características en Europa. La ocasión ha servido para reunir a 200 presidentes de empresas iberoamericanas, a destacados empresarios y a las autoridades españolas, entre ellas el Rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.