Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey y Morales se reúnen en Madrid tras la crisis diplomática de julio

Tras las vacaciones estivales, el Rey ha retomado sus compromisos profesionales en Zarzuela donde ha recibido al presidente de Bolivia, Evo Morales en el día de ayer.
En el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela el jefe del Estado ha aguardado la entrada en el recinto a Morales, quien le ha saludado muy sonriente. Y tras conversar brevemente, el Rey y el presidente boliviano han posado para los medios y seguidamente han entrado en la sala los ministros bolivianos de Exteriores, David Choquehuanca y de Defensa, Rubén Saavedra, a los que don Juan Carlos saludó igualmente.
El secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Jesús Gracia, y la embajadora de Bolivia en Madrid, María del Carmen Almendras, se han sumado también al grupo que ha posado con el Rey y su invitado. Acto seguido, han entrado en el despacho del Monarca para reunirse a puerta cerrada.
Tras su reunión con don Juan Carlos, Evo Morales se desplazaría al Palacio de la Moncloa para entrevistarse con Rajoy. Se trata de una reunión protocolaria solicitada por el presidente boliviano y que tiene lugar dos meses después de la crisis abierta el 2 de julio, cuando su avión, procedente de Moscú, tuvo que aterrizar en el aeropuerto de Viena después de que Portugal, Francia e Italia le impidieran aterrizar o sobrevolar sus territorios, una actuación que Bolivia calificó de "secuestro".
Los países europeos actuaron bajo la sospecha de que el avión presidencial boliviano pudiera transportar al ex analista de la CIA Edward Snowden, buscado por Estados Unidos.
Finalmente el presidente boliviano pudo abandonar Viena con un plan de viaje que incluyó escalas técnicas para repostar en las Islas Canarias y en la ciudad brasileña de Fortaleza, desde donde voló a La Paz.