Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey pide a las Reales Academias "un aire renovador" que las convierta en "la vanguardia del nuevo milenio"

El Rey Felipe VI ha instado este jueves a las Reales Academias dar un impulso a su tarea con "una aire renovador" que las convierta en "la vanguardia del nuevo milenio" al servicio de la sociedad y ha apelado al papel de los jóvenes para trabajar en el nuevo Durante la apertura del curso de las Reales Academias en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, el monarca ha reiterado su apuesta por la ciencia, la investigación, la cultura y el conocimiento. "Para avanzar en el bienestar colectivo debemos contar, hoy más que nunca, con la aportación de los intelectuales, de los pensadores; de hombres y mujeres comprometidos con su país. Como fuentes y referentes de conocimiento, sí; pero también de valores, de esfuerzo, de serenidad y solidez en nuestro afán de avanzar y mejorar continuamente", ha dicho.
El Rey Felipe VI ha instado este jueves a las Reales Academias dar un impulso a su tarea con "una aire renovador" que las convierta en "la vanguardia del nuevo milenio" al servicio de la sociedad y ha apelado al papel de los jóvenes para trabajar en el nuevo
Durante la apertura del curso de las Reales Academias en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, el monarca ha reiterado su apuesta por la ciencia, la investigación, la cultura y el conocimiento. "Para avanzar en el bienestar colectivo debemos contar, hoy más que nunca, con la aportación de los intelectuales, de los pensadores; de hombres y mujeres comprometidos con su país. Como fuentes y referentes de conocimiento, sí; pero también de valores, de esfuerzo, de serenidad y solidez en nuestro afán de avanzar y mejorar continuamente", ha dicho.
Acompañado del ministro de Educación, Cultura y Deporte, Ignacio Wert, Felipe VI ha animado a las Reales Academias a dar un impulso a su tarea, "con aire renovador", que las convierta "en la vanguardia del nuevo milenio al servicio de nuestra sociedad". "En un tiempo nuevo, caracterizado por la sociedad del conocimiento y el rápido avance de las tecnologías, es preciso también que las Reales Academias y las instituciones volcadas en el saber asuman, incorporen e incluso lideren el progreso científico-técnico", les ha recordado.
Un proceso en el que son "fundamentales" los jóvenes, ha dicho el Rey, tanto en su papel de beneficiarios de la formación como en el de "auténticos agentes de modernización capaces de facilitar, interpretar y desarrollar con nuevos lenguajes esta inevitable evolución". "Si lo académico, en gran medida, está orientado a prestar el mejor servicio a las nuevas generaciones, también es cierto que estas deben prepararse y estar en disposición de escribir el futuro colectivo", ha subrayado.
"Se trata, sin duda, de un reto exigente pero, al mismo tiempo, muy adecuado para unas corporaciones que representáis la excelencia, la experiencia y el buen hacer", ha señalado.
Por su parte, el ministro de Cultura ha puesto en valor el papel de la ciencia en la sociedad actual, con "un enorme poder y un potencial aún mayor". "Emerger de la crisis no implica tan sólo conseguir la recuperación económica. Es necesario formar a nuestros jóvenes en aquellos ámbitos que fomenten un nuevo modelo económico, basado en el conocimiento y la innovación", ha dicho.
En esta línea, ha subrayado que la reforma educativa del Gobierno busca mejorar la formación científica y ha incidido en el papel que los profesores juegan en la transmisión de conocimientos. "Sólo con su esfuerzo conseguiremos despertar vocaciones científicas en un sector más amplio y, en el resto, un mejor conocimiento de lo que significa la ciencia y unos ciudadanos mejor formados, mejor preparados para analizar la información y más responsables", ha resaltado.
Las Reales Academias, surgidas del espíritu de la Ilustración y amparadas por la Corona, empezaron a constituirse en España en el siglo XVIII como centros de cultivo del saber y de difusión del conocimiento. Han sido y siguen siendo las entidades que representan la excelencia en los diversos campos de las ciencias, las artes y las humanidades. Sus valores esenciales son, por un lado, la categoría de sus miembros, en quienes concurren los más altos méritos intelectuales y científicos, y por otro, su estabilidad e independencia frente a intereses económicos o políticos.
Anualmente, la Apertura de Curso de todas las Reales Academias se celebra en una sede diferente siguiendo el orden de antigüedad. De las ocho Reales Academias que componen el Instituto de España --Real Academia Española, Real Academia de la Historia, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Real Academia Nacional de Medicina, Real Academia de Jurisprudencia y Legislación y Real Academia Nacional de Farmacia--, en esta ocasión le corresponde el turno a la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.
El Instituto de España es una corporación de derecho público que reúne a las Reales Academias de ámbito nacional para la coordinación de las funciones que deban ejercer en común.