Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey conmemora la Constitución de Cádiz con una corrida de toros

El monarca Juan Carlos I acudió el pasado sábado a la Plaza del Real (Cádiz) para asistir a la corrida de toros que se celebró como conmemoración del Bicentenario de la Constitución de las Cortes de Cádiz de 1812. Pero a pesar de su presencia, la plaza no registró el lleno que se esperaba.
Las altas temperaturas de estos días pueden ser la causa que motivara la baja entrada en la Plaza del Real pero lo cierto es que el Rey no consiguió levantar el fervor de las masas y presenció una corrida con muchos asientos vacíos.
Don Juan Carlos llegó a Cádiz procedente de Mallorca en donde está disfrutando de sus vacaciones y a su llegada a la plaza le esperaban el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y el alcalde El Puerto, Enrique Moresco.
Tras saludar a los cientos de curiosos que se agolpaban en los alrededores de la plaza y posar ante los medios de comunicación, el monarca entró en el ruedo intentando mantener el equilibrio -algo que le costó en alguna ocasión-.
Una vez allí, don Juan Carlos recibió el cuadro original que ha anunciado en los carteles esta corrida extraordinaria, obra del pintor portuense Adrián Ferreras. Y tras esto dio comienzo la esperada corrida en la que el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza se alzó como el gran triunfador al cortar tres orejas y presentar dos actuaciones de gran calado.
Otros de los personajes conocidos que se encontraban en el lugar fueron: el periodista radiofónico Carlos Herrera; Carmen Martínez Bordiú, que acudió sin la compañía de su marido José Campos; la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez; y el empresario Tomás Terry.