Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey presidirá hoy su primer acto fuera de Zarzuela con motivo de la Pascua Militar

El Rey, que cumplió este domingo 76 años, presidirá hoy la tradicional celebración de la Pascua Militar, en el que será su primer acto fuera del Palacio de la Zarzuela desde su última operación de cadera en noviembre pasado.
Acompañado de la Reina y los Príncipes de Asturias, esta ceremonia castrense en el Palacio Real se ajustará al estado físico del monarca, que aún necesita apoyarse de las muletas para caminar y no debe pasar demasiado tiempo de pie.
Como ya ocurrió en la edición del año pasado --cuando Don Juan Carlos también andaba con muletas como consecuencia de una operación anterior de cadera-- el acto será más corto de lo que venía siendo habitual.
Se reducirá el besamanos a una serie de autoridades (representantes del Gobierno y la cúpula militar) y la Familia Real presenciará sentada parte del acto, al que acudirán el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y los ministros de Defensa e Interior, Pedro Morenés y Jorge Fernández Díaz.
Don Juan Carlos se levantará para pronunciar su discurso ante unos 250 invitados (entre distintas autoridades y miembros de las Fuerzas Armadas), si bien se le facilitará un atril donde pueda apoyarse.
La Pascua Militar, celebración instituida por Carlos III como muestra a los Ejércitos, suele servir al Rey y al titular de Defensa para hacer balance del año anterior y marcar retos futuros.
LA CEREMONIA
Los actos arrancarán a las 12.30 horas en la Plaza de la Armería del Palacio Real, con los honores que rendirán al jefe del Estado varias compañías en representación de los Ejércitos de Tierra y de Aire y de la Armada.
Tras la interpretación del Himno Nacional, la Familia Real entrará en el Palacio para saludar a las principales autoridades presentes en el acto, pero no está previsto que Su Majestad pase revista a la fuerza, ya que esto le obligaría a recorrer a pie toda la Plaza.
La línea de saludos a las principales autoridades (representantes del Gobierno y los jefes de los Ejércitos y la Armada) tendrá lugar a continuación en la saleta Gasparini.
Desde ahí, la Familia Real pasará al Salón del Trono, donde esperará el resto de invitados para escuchar los discursos del ministro Morenés, en primer lugar, y por último del Rey.
Finalizados los discursos, y tras los correspondientes 'vivas' a España y el Rey, la Familia Real ofrecerá un vino español a los asistentes a la Pascual Militar, donde, como viene ocurriendo en los últimos años, ya no podrá acceder la prensa acreditada para cubrir el acto.