Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey será operado en los próximos días en Madrid para sustituir la prótesis de la cadera izquierda

Aún no se sabe si será necesaria una operación o dos y el periodo de recuperación varía entre las ocho semanas y los seis meses
El Rey se someterá en los próximos días en un centro hospitalario de Madrid a una intervención para sustituir la prótesis de la cadera izquierda que le fue implantada en una anterior operación en noviembre del pasado año, debido a la infección que sufre el tejido que rodea la prótesis.
La operación estará dirigida por el doctor Miguel Cabanela, jefe de cirugía reconstructora de la clínica Mayo de Rochester (EEUU), que ha ofrecido los detalles de la intervención en una rueda de prensa en Zarzuela junto al doctor Ángel Villamor, responsable de las anteriores operaciones de cadera del monarca, y el jefe del equipo médico de la Casa Real, Miguel Fernández Tapia; además del jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno.
Los doctores han asegurado que aún no se conoce la fecha exacta de la operación, aunque será en los próximos días, ni el lugar donde se efectuará, ya que falta por conocer el resultado de algunas pruebas a las que se ha sometido al monarca.
El doctor Cabanela ha explicado que "todo parece indicar" que Don Juan Carlos sufre una infección en la prótesis que se le implantó en la cadera izquierda, un contratiempo que únicamente ocurre en el 1 o 2 por ciento de los casos y del que no se pueden conocer las causas. "Hablar del origen de la infección sería pura especulación", ha reconocido.
El tratamiento de este tipo de infecciones siempre debe ser quirúrgico, aunque puede hacerse en una sola intervención o en dos. Esto no se sabrá hasta el momento de realizar la primera operación y se decidirá en función de multitud de factores como las condiciones del tejido o su estudio microscópico.
En caso de hacerse en un tiempo, todo el proceso de recambio de la prótesis se realizaría en esa primera intervención; mientras que si se opta por la segunda opción se realizaría una primera operación para retirar la prótesis actual y colocar una temporal recubierta de antibióticos que después volvería a ser sustituida por la definitiva en una segunda operación.
Estas dos posibilidades hacen que el abanico del tiempo de recuperación sea muy amplio, y podría alargarse desde las ocho semanas hasta los seis meses. En cuanto al periodo de hospitalización está previsto que oscile entre los cuatro y los siete días.
Tras la intervención, el Rey va a necesitar medicamentos intravenosos durante un periodo de tiempo, "lo que le tendrá más atado a casa", según ha detallado el doctor, pero eso no implica que no pueda desarrollar actividades "relativamente restringidas" dentro de Palacio. Y aunque seis semanas después se capacidad motora será ya mucho mayor, caminar normalmente "le va a cobrar más tiempo", ha explicado Cabanela.
EL REY, "MUY BIEN" DE SALUD
El doctor ha señalado entre el 92 y el 94 por ciento el porcentaje de éxito de estas intervenciones si se realizan en dos tiempos y mayor aún si se hace en una sola operación. Además, ha destacado el buen estado de salud del Rey, "bastante mejor" que el de la media de pacientes que se someten a esta intervención.
"Es un hombre muy vigoroso que está muy bien para su edad, muy bien. Toma muy pocas medicaciones, de hecho toma bastantes menos de las que tomo yo", ha bromeado el doctor de la prestigiosa clínica estadounidense.
De hecho, el jefe del equipo médico de Zarzuela ha asegurado que el estado anímico de Don Juan Carlos es "muy bueno dadas las circunstancias". Teniendo en cuenta que la infección supone "un paso atrás" en su recuperación, lo que "desanima a cualquier enfermo", ha garantizado que el monarca "ha aceptado esta marcha atrás y ha tomado la decisión de atajar cuanto antes el problema".
El jefe de la Casa del Rey ha reconocido que durante la exploración de Don Juan Carlos se plantearon varias opciones, incluida la posibilidad de realizar la intervención en Estados Unidos. Sin embargo, esta opción se descartó considerando que las condiciones médicas de España y sus clínicas y hospitales son "ampliamente suficientes" para afrontar una operación de estas características.
LA "MALA SUERTE" DEL MONARCA
El doctor Cabanela ha querido también dejar claro que la anterior intervención de cadera del monarca se realizó de forma correcta y todo cirujano debe enfrentarse a complicaciones en algunas de sus actuaciones. "Yo también he tenido infecciones y vivo todas malamente", ha reconocido.
El doctor Villamor ha reconocido la "mala suerte" que supone la infección que sufre Don Juan Carlos pero ha insistido en las buenas prácticas de las intervenciones anteriores. "No sabemos de dónde viene, es una infección que va por la sangre y te encuentras en esta situación. Estamos todos muy afectados", ha confesado.
La operación será sufragada con el presupuesto que las Cortes Generales conceden a la Zarzuela para el sostenimiento de la familia y la Casa del Rey, según ha detallado Spottorno, que también ha detallado que todos los miembros de la familia real han seguido el proceso "con la natural preocupación".
"En este momento tanto el propio Rey como su familia sienten un gran alivio ante la idea de que conocemos la causa, tenemos a unos médicos con su absoluta confianza y se puede empezar a ver la luz después de este túnel que ha sido este breve proceso --ha explicado--. Ahora hay optimismo y un cierto alivio".