Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Reyes Felipe y Letizia ponen rumbo a Reino Unido entre Honores

Los Reyes de España han dado el pistoletazo de salida a su viaje de Estado a Reino Unido y han sido despedidos desde Madrid oficialmente con Honores desde el Aeropuerto Adolfo Suárez. Sus Majestades cumplirán con una apretada agenda organizada por la Reina Isabel, con la intenciones de estrechar relaciones entre nuestro país y Reino Unido.
A su llegada a Inglaterra, los Reyes serán recibidos por el Vizconde de Brookeborough, pero no será hasta mañana miércoles cuando se encuentren con el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles, antes de ser recibidos por la Reina de Inglaterra y el Príncipe de Edimburgo. El día después de cumplir con un concurrido programa terminará con una cena de gala en honor a Sus Majestades de España.
Letizia con este viaje vuelve a colocarse ante el ojo crítico internacional, que ha aprobado con sobresaliente su estilismo en anteriores ocasiones, considerándola entre las más elegantes de la nobleza europea. Para su llegada a Reino Unido, la Reina ha optado por un look total white que ya ha lucido en otras ocasiones de una de sus firmas de cabecera, Hugo Boss. Un conjunto formado por top blanco con péplum asimétrico y falda lápiz en el mismo tono, combinados con sus ya clásicos stilettos en piel de animal print de Magrit y cartera a juego. Las únicas joyas elegidas por Letizia para completar su look han sido unos elegantes pendientes largos de hilera de brillantes, oro blanco y perla de Cartier.
Doña Letizia eligió el mismo conjunto en un viaje a Milán durante el 2015, convirtiéndose en su mejor apuesta fuera de nuestro país. Este es el primer look de la Reina durante un viaje de Estado en el que sus apuestas estilísticas se convertirán en el centro de atención.