Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Reyes y los Príncipes de Asturias cenan con las autoridades baleares

Los monarcas españoles y Don Felipe y doña Letizia ofrecieron el pasado miércoles la tradicional cena a la que cada año asisten las autoridades baleares con ocasión de su estancia estival en la isla en el Palacio de la Almudaina de Palma, residencia oficial de la Familia Real en Mallorca.
A la cena asistieron alrededor de cincuenta invitados entre los que se encontraban el presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá; la delegada del Gobierno en Baleares, Teresa Palmer; el presidente del Parlament balear, Pere Rotger; y el alcalde de Palma, Mateo Isern.
También han acudido la presidenta del Consell de Mallorca, María Salom, y los máximos responsables de los consells de Menorca, Ibiza y Formentera, Santiago Tadeo, Vicent Serra y Jaume Ferrer, respectivamente, así como autoridades judiciales, policiales y militares del archipiélago. Un momento antes de saludar uno por uno a los invitados, el Rey ha bromeó con los fotógrafos por los numerosos flashes de las cámaras.
El menú de la cena consistió en gazpacho de tomates muchamiel con trampó mallorquín y picatostes, tartar de lubina sobre crema de aguacate y, de postre, mus de chocolate con frutas del bosque, todo ello acompañado por vino blanco de Biniali, tinto de Ribera del Duero y cava catalán.
La princesa Letizia volvió a destacar una vez más por su elegancia. La futura reina se apunta a las tendencias del verano, y escogió para la ocasión un vestido de encaje y transparencias, en nude y en plata, y sandalias también plateadas. Por su parte la reina lució un blusón largo y pantalón holgado, ambos con estampado floral, y llevó un pañuelo azul anudado en la cintura.