Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rigau pide no generar "alarma" porque no faltan becas

La consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, ha reiterado este jueves que todos los niños vulnerables tendrán una beca comedor este curso y ha pedido al Marco Unitario de la Comunidad Educativa (Muce) que no genere "alarma con un asunto tan delicado", después de que la plataforma que aglutina a sindicatos y entidades del sector haya alertado de la falta de 10.000 ayudas.
"Todo niño con necesidades severas tendrá garantizada una beca del 100%, ha subrayado Rigau en rueda de prensa, y ha recordado que la Generalitat todavía está tramitando las solicitudes para este año y todavía no hay cifras concretas sobre el número de alumnos que finalmente tendrán ayudas ni el importe.
También ha recordado que el año pasado se concedieron 64.000 becas entre los más de 1,2 millones de alumnos catalanes, aunque ha destacado que este curso de han modificado los criterios de acceso para dar un mayor énfasis a la situación económica de las familias.
"Este año todavía no sabemos cómo irán las cifras y tardaremos en saberlas", ha asegurado la consellera, que ha criticado que el Muce haya ofrecido datos cuando todavía no se ha cerrado el proceso junto a los consejos comarcales, que se encargan de la gestión de las becas comedor.
Además de garantizar un menú equilibrado al día a todos los niños que viven en entornos vulnerables, Rigau ha explicado que la voluntad del Govern es "procurar que en todas las casas haya los alimentos necesarios para todas las comidas".
Por su parte, la consellera de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Neus Munté, ha destacado que muchos centros abiertos "llevan años" atendiendo las necesidades nutricionales de los niños vulnerables fuera del horario lectivo, a través del reparto de meriendas, y ha recordado que la mayoría de ellos reciben ayudas económicas públicas.
"La coordinación entre todas las administraciones y las entidades locales es muy importante", ha celebrado Munté, que ha destacado la importante labor que llevan a cabo las organizaciones sociales en la atención a la infancia en riesgo.