Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rodríguez aclara que a los profesionales que atendieron a Pajares se les mide la temperatura, según el protocolo

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha aclarado este jueves que los controles que se han hecho hasta el momento a los profesionales sanitarios que atendieron al religioso Miguel Pajares, fallecido por ébola, consisten en medidas pasivas como "tomar su temperatura dos veces al día".
Rodríguez, en una visita al Centro de Salud Isla de Oza, ha señalado que todos los profesionales que han estado atendiendo al ciudadano Miguel Pajares "están sometidos a un protocolo de normas que da el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital Universitario La Paz-Carlos III", que establece como medida de control esta medida de vigilancia pasiva.
El consejero ha explicado que la recomendación para todas las personas que atendieron al paciente es mantenerse en "vigilancia pasiva durante los 21 días posteriores a la última exposición al caso". Asimismo, ha aclarado que son medidas de "contacto no estrecho o de bajo riesgo".
SI SE TIENE FIEBRE, SE VALORARÁ HACER TEST
Así, Rodríguez ha señalado que las actuaciones consisten en tomarse la temperatura dos veces al día durante ese periodo y "si tienen alguna alteración en la temperatura o dolores que se asemejan a la gripe deben ponerse en contacto con el Servicio de Seguridad e Higiene de su hospital, para lo que tienen un teléfono y un servicio de atención permanente".
"Si esto ocurriera, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Hospital Universitario La Paz-Carlos III valoraría el caso y si es necesario se le harían los tests que haya que hacer para que el ciudadano tenga la plena tranquilidad de que no está contagiado", ha indicado.
Por otro lado, ha declarado que si algún ciudadano ha estado en contacto con el paciente y "por mayor seguridad quiere hacerse esas pruebas, sólo tiene que dirigirse a este servicio de su hospital y se le harán las pruebas pertinentes".
"Nosotros queremos que exista la mayor tranquilidad en la población, que no haya alarma social, porque no hay motivos para ello", ha apuntado Rodríguez.