Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rogelio Pardo alerta de que el Hospital Virgen de la Luz tiene numerosas deudas con proveedores

El Hospital Virgen de la Luz de Cuenca no paga las facturas del material quirúrgico desde hace más de un año y lleva dos años sin pagar el pan que se sirve en el centro, según ha asegurado en declaraciones a Europa Press el delegado de la Junta en Cuenca, Rogelio Pardo, quien ha calificado los ajustes previstos por el Gobierno regional en el SESCAM de "imprescindibles".
Esta semana sindicatos médicos y el PSOE de Cuenca han denunciado el cierre de una de las plantas del único hospital de la provincia. Desde el SESCAM, por su parte, aseguran que se va a ajustar "lo más posible el número de camas abiertas a las necesidades reales de cada momento".
Preguntado por el cierre de la planta 2ªB del Virgen de la Luz, Pardo ha alertado de que el hospital mantiene importantes deudas con los proveedores de materiales básicos para el funcionamiento del centro, como el material quirúrgico. En este punto, ha lamentado también que el SESCAM almacena más de 158.700 facturas pendientes de contabilizar.
Así las cosas, preguntado por si considera "necesario" el cierre de una planta en el hospital de Cuenca, Pardo ha afirmado que "el SESCAM tiene que reducir gastos y lo único que estamos oyendo hasta ahora son ataques contra el modelo de gestión, no tenemos más datos".
Con todo, ha calificado el modelo de gestión del SESCAM como "imprescindible" porque "los gastos superan de una manera brutal a los ingresos y porque la situación de colapso del SESCAM es más que evidente".
Los sindicatos SIMAP y UGT han denunciado esta semana que el SESCAM cierra mañana primero de abril, la planta 2ªB del hospital Virgen de la Luz, de hecho, según fuentes sanitarias, en los últimos días no se ha producido el ingreso de nuevos pacientes en esta área del centro.
El PSOE de Cuenca alertó ayer de que el cierre de esta planta supondrá que se generalicen las camas de tres habitaciones en el hospital conquense y auguran por ello un descenso en la calidad asistencial de los pacientes.
Desde el SESCAM han informado esta semana en nota de prensa de que trabajan en el "aprovechamiento de los recursos ajustando lo más posible el número de camas abiertas a las necesidades reales de cada momento con ampliación o reducción de las mismas y con una adecuada previsión a medio plazo".
Asimismo, aseguran que esta redistribución de camas abiertas "no afectará en ningún momento a la calidad asistencial, ni a la plantilla del Hospital, que no va a sufrir ninguna merma por estos motivos, pero sí va a permitir racionalizar los recursos materiales y económicos".
Hasta ahora, la planta 2ªB albergaba ocho camas de Nefrología, dos de Endocrinología, seis de Medicina Interna y 14 de la Unidad de Corta Estancia de Medicina Interna (UCEMI). En total, trabajan en esta planta 22 profesionales.