Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pasa doce años en la cárcel por una violación que no cometió

La Justicia, a veces, se equivoca y mucho. Es lo que le ha ocurrido a un ciudadano holandés, Romano Liberto Van Der Dussen, que ha pasado doce años en la cárcel por tres violaciones cometidas en Málaga, en el mismo día, lugar y hora. En 2007 la policía halló pruebas de que era inocente de, al menos, una de ellas. El verdadero culpable, según restos genéticos, era un británico, Mark Dixie, encarcelado por violación y asesinato en Reino Unido. De las otras dos violaciones no hay pruebas de que fuera inocente, pero transcurridos doce años ya ha cumplido dos condenas y el Supremo ha ordenado su libertad.