Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La joven que recibió un hachazo en Ronda (Málaga) empeora y es trasladada de nuevo al hospital Carlos Haya

La joven que resultó herida tras haber recibido este pasado domingo en el municipio malagueño de Ronda un hachazo en la cabeza por parte de un hombre con el que mantenía una relación sentimental ha tenido que ser trasladada de nuevo en ambulancia al hospital Carlos Haya de Málaga, después de que la pasada noche, en contra de la opinión de los facultativos, pidiera el alta voluntaria del centro sanitario de la capital, donde ingresó con una fractura craneal incisa.
La mujer, de 20 años, estaba en su casa cuando empezó a sentirse mal, por lo que fue trasladada a Urgencias del Hospital Comarcal de la Serranía de Ronda, desde donde ha sido evacuada en ambulancia al Carlos Haya, según han indicado a Europa Press fuentes sanitarias.
Tras su ingreso este pasado domingo en el hospital Carlos Haya, la chica, que estaba consciente, solicitó sobre las 23.30 horas el alta voluntaria.
La agresión se produjo sobre las 15.00 horas en la barriada rondeña de La Dehesa. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Ronda se hicieron cargo de las pesquisas, investigando la relación existente entre ambos jóvenes y determinando que eran pareja, por lo que se trata de un nuevo caso de violencia de género, han señalado fuentes policiales.
En cuanto al presunto agresor, de 26 años, se prevé que pasé a disposición judicial este martes. Tras golpear a la joven de forma reiterada, se atrincheró en la vivienda, aunque, finalmente, se entregó a los policías.
No existen denuncias previas por malos tratos por parte de la joven. No obstante, el presunto agresor había mantenido, al parecer, una relación anterior con la hermana de la víctima, con la que tuvo tres hijos y que sí llegó a denunciarlo.