Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rueda se desplaza a la zona del incendio de O Barco de Valdeorras (Ourense), que permanece activo

El resto de fuegos en Ourense y Lugo continúan controlados
El conselleiro de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza, Alfonso Rueda, se desplaza hacia la zona del incendio forestal de O Barco de Valdeorras, que permanece activo y que ha calcinado, según estimaciones provisionales, unas 800 hectáreas de superficie.
Lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Consellería de Medio Rural e do Mar, que también ha informado de que en los trabajos de control de este gran incendio forestal (GIF) participan dos técnicos, nueve agentes forestales, 27 brigadas, 12 motobombas, una pala, seis helicópteros, 11 aviones y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).
También en Ourense, el fuego registrado en San Xoán de Río, en la parroquia de Cabanas, quedó controlado a las 21.00 horas y la superficie afectada, según estima el Gobierno gallego, es de 75 hectáreas, de las cuales 15 son arboladas y 60 de superficie rasa.
En su control trabajan dos agentes forestales, ocho brigadas, un grumir, cuatro motobombas, dos helicópteros y ocho aviones.
CONTROLADOS EN LUGO
Por otra parte, el fuego registrado en el ayuntamiento lucense de Friol, en la parroquia Trasmonte, empezó a las 15.12 horas de este viernes y quedó controlado a las 2.15 horas de la madrugada.
Las primeras estimaciones provisionales apuntan que la superficie afectada es de 150 hectáreas, de las cuales 50 son arboladas y 100 de monte raso. Trabajan en su extinción 10 agentes forestales, 30 brigadas, 17 motobombas, dos palas, cinco helicópteros y siete aviones.
En la parroquia de Ribeira, en Navia de Suarna, se inició a las 15.49 horas un fuego que entró procedente de Asturias y que fue controlado a las 3.20 horas de la madrugada. La superficie calcinada en territorio gallego está en torno a las 125 hectáreas, de las cuales 25 son arboladas y 100 rasas. Trabajan en la zona un técnico, ocho agentes forestales, 21 brigadas, 12 mototombas, una pala y un helicóptero.
Asimismo, el fuego registrado en Ribas de Sil, parroquia de Peites, empezó a las 16.09 horas y quedó controlado a las 1.30 horas. Las primeras estimaciones sitúan la superficie quemada en 115 hectáreas, de las cuales 35 son arboladas y 80 de monte raso. En la extinción participan un técnico, siete agentes forestales, 22 brigadas, nueve motobombas, tres palas, tres aviones y un helicóptero.