Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad eleva a 4 el balance de víctimas de violencia de género tras confirmar el caso de Arona (Santa Cruz de Tenerife)

El ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha elevado a cuatro el balance de víctimas de violencia de género en lo que va de año, tras confirmar el caso ocurrido este jueves en el municipio de Arona, en Santa Cruz de Tenerife.
La última mujer asesinada tenía 37 años y había nacido en Venezuela, aunque tenía la nacionalidad española. El cadáver fue hallado por la policía en su domicilio, donde fue apuñalada por su compañero sentimental, con quien convivía. El hombre, mexicano de 32 años, intentó quitarse la vida y actualmente permanece hospitalizado con pronóstico grave. Asimismo, la mujer deja dos hijos de 13 y 18 años, fruto de una relación anterior.
Sanidad precisa que, en este último caso, no constaba denuncia previa por malos tratos por lo que, de las cuatro mujeres asesinadas este mes de enero, tres no habían notificado agresiones o trato degradante.
Tras este último crimen, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha mostrado su repulsa y condena y ha subrayado que tanto las administraciones, los agentes políticos y sociales y la sociedad en su conjunto serán intolerantes ante cualquier acto o indicio de violencia sobre la mujer.
"La lucha contra esta lacra es una prioridad absoluta e inamovible de todos", ha sentenciado Mato en un comunicado, en el que la ministra insiste en su llamamiento a la ciudadanía a denunciar la violencia sobre las mujeres y recuerda que el teléfono 016 en busca de orientación o ayuda es gratuito y no deja rastro en ninguna factura. Un 72% de las mujeres que sufren violencia de género salen de esta lacra y rehacen su vida.