Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sanidad dice que la seguridad de los españoles está "absolutamente garantizada"

La directora general de Salud Pública y Calidad e Innovación, Mª Mercedes Vinuesa, ha asegurado que la seguridad de los españoles está "absolutamente garantizada" con la repatriación a España de Miguel Pajares, el religioso español de los hermanos de San Juan de Dios que ha dado positivo en las pruebas del virus Ébola.

El avión Airbus medicalizado ha salido este mediodía a Liberia desde la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) y, tal y como ha comentado Vinuesa, está "perfectamente preparado" para que puedan regresar tres personas, por lo que se sigue barajando la posibilidad de que la hermana Juliana, nacida en Guinea y de nacionalidad española, le acompañe.
"La seguridad está garantizada y el transporte cumple con todos los protocolos para atender al paciente y a los que viajen con él", ha aseverado Vinuesa, para adelantar que, previsiblemente, llegará a Madrid este miércoles.
No obstante, no ha querido informar sobre el hospital madrileño en el que va a ser tratado, aunque ya se ha confirmado que será en el Hospital Carlos III, por ser un centro especializado en enfermedades epidemiológicas, que recientemente se ha integrado al Hospital de La Paz y se ha transformado en un hospital de media estancia para atender a pacientes derivados de los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid.
Finalmente, ha asegurado que "cualquier medicación" que demuestre que es efectiva será puesta a disposición de todos los pacientes, "de todos los países". En Estados Unidos se están atendiendo dos casos de ébola con un medicamento experimental que sólo ha sido probado en simios.
Preguntada por el lugar en el que se encuentra la ministra de Sanidad, Ana Mato, Vinuesa ha informado de que, al igual que ella, ha abandonado sus vacaciones y está trabajando en el Ministerio para controlar y coordinar toda la operación.