Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los cinco mineros de Santa Cruz del Sil (León) abandonan su encierro "decepcionados" tras 27 días

Los mineros de El Bierzo vuelven mañana a sus puestos de trabajo aunque no descartan una nueva huelga ante posibles el trabajo
Los cinco mineros encerrados en el pozo Santa Cruz del Sil (León) han salido esta tarde tras permanecer en su interior desde el pasado día 11 de julio, cuando relevaron a siete compañeros que cumplieron 52 días de encierro como medida de protesta por el recorte presupuestario planteado por el Gobierno que reduce un 63 por ciento las ayudas a la producción del carbón.
Los cinco son conscientes de que es un "parón" en sus reivindicaciones, pero han confesado hoy estar "decepcionados" por dejar un encierro sin haber conseguido nada.
De manera paralela, el comité de empresa de Unión Minera del Norte (Uminsa), la única empresa minera que mantenía la huelga indefinida en el sector, se ha reunido esta mañana con algunos directivos de la compañía para desbloquear el paro general que se vive en las explotaciones mineras desde el 30 de mayo. Los trabajadores solicitan que el empresario Victorino Alonso les garantice la continuidad del empleo y de los sueldos en Uminsa hasta el próximo 31 de diciembre.
Pero la intención de la empresa, según los sindicatos, es modificar los turnos de los trabajadores de las explotaciones mineras de cielo abierto, lo que supondría una pérdida económica "de unos 200 euros al mes por empleado", ha indicado un miembro del comité intercentros de Uminsa, Santiago Rodríguez. "La empresa justifica este cambio por la reducción de carácter paultino de las ayudas al funcionamiento de las empresas, que lo que quieren es mayor productividad con el menor coste posible para ser competitivos y garantizar la continuidad del sector", ha concretado Rodríguez.
Este cambio, que ha adelantado que será "cautelar" y "provisional" aunque nadie les ha garantizado "nada por escrito", afectaría a los más de 400 trabajadores de la explotación Gran Corta, de Fabero.
Así, en una asamblea celebrada este lunes a las puertas del pozo Santa Cruz, los mineros han decidido volver mañana a las explotaciones, pero también han planteado convocar una nueva huelga con el objetivo de mantener las condiciones laborales que tenían hasta ahora. "Los trabajadores no están de acuerdo con las directrices a nivel nacional de los sindicatos que el pasado viernes desconvocaron la huelga general", explica el presidente del comité, Guillermo Sánchez. Esta nueva huelga para los trabajadores de Uminsa en el Bierzo se hará efectiva a partir de la próxima semana puesto que los plazos legales marcan 5 días hasta conseguir los permisos legales necesarios.
Por otra parte, los 250 trabajadores de Alto Bierzo también se ha reicorporado este lunes a los tajos después de que el pasado sábado votaran en asamblea a favor de poner fin a la huelga y que el empresario Manuel Lamelas Viloria hubiera dado garantías de mantener empleo y salarios.