Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sara Morales, dos años y medio sin ella

Sara Morales desapareció en 2006.telecinco.es
La investigación por la desaparición de Sara Morales ha tomado varias líneas en los más de dos años que lleva en paradero desconocido. La adolescente tenía muchos contactos por Internet con gente mayor que ella y enviaba más de 60 mensajes de móvil diario lo que complica la investigación que ha puesto a dos violadores en la cárcel.
La policía siguió la pista del presunto agresor de Sara Morales Miguel Ángel M. R. hasta su detención. El presunto violador Miguel Ángel M.R.  apareció ahorcado en los baños de la cárcel de El Salto de El Negro, de la capital grancanaria.El domicilio familiar de este hombre se encontraba muy cerca de Sara Morales, la niña que desapareció cuando iba desde su barrio de Escaleritas hasta el centro comercial La Ballena".
Su madre, Nieves Hernández, se ha unido a una iniciativa impulsada por Audrey Fitzpatrick para pegar carteles con los rostros de Yeremi, Sara y Amy. Nieve reconoce que "últimamente estaba un poco deprimida" tras la ausencia de su hija en las fiestas navideñas y con motivo de su decimoséptimo cumpleaños. "Son 30 meses ya los que han pasado, uno cae, pero la aparición de Audrey Fitzpatrick (la madre de Amy, la adolescente desaparecida en Mijas) me ha inyectado fuerza para seguir buscando a la niña para que no decaiga porque si yo decaigo quién la va a buscar".
"Éste es el principio y habrá otras acciones", ha advertido la madre de Sara Morales. El Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana ayudó en el reparto de miles de carteles que se llevaron "rápidamente" los ciudadanos que asistieron al encuentro y viandantes. "Los carteles duraron menos que dos caramelos en la puerta del cine".
Nieves Hernández mantiene la esperanza de que su hija esté viva. "Mientras no vea lo contrario siempre pensaré que mi hija está viva en alguna parte y ella me necesita y tengo que seguir con la búsqueda y sé que ella no espera menos de mí. Quiero saber dónde está mi hija". CGS