Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Seprona denuncia a una persona por la captura ilegal de aves en La Almunia (Zaragoza)

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha denunciado a una persona como presunto autor de la captura de aves fringílidas de manera ilegal en la localidad zaragozana de La Almunia de Doña Godina.
A finales del mes de marzo el SEPRONA de la Guardia Civil de Tarazona tuvo conocimiento, a través de agentes de La Almunia, de la existencia de un volador de pájaros en el interior de una parcela ubicada en el término municipal de esta última localidad, y en la que se podría estar capturando especies paseriformes, catalogadas como amenazadas, de manera ilegal.
Tras realizarse diversas gestiones se logra determinar que el propietario de la finca podría estar capturando dichas aves de manera ilegal. El pasado 11 de mayo los agentes observaron a esta persona en el interior de su finca haciendo uso de una red para la captura de aves siendo este un arte de captura no selectivo e ilegal.
Una vez entrevistados con el propietario y tras inspeccionar la finca el SEPRONA observó cómo en el volador de pájaros había un total de 10 jilgueros, 3 verdecillos, 3 verderones, 4 diamantes, 1 tórtola y 10 canarios.
De estas aves, los jilgueros, verdecillos y verderones se encuentran catalogados como especies amenazadas, por lo que se necesita un permiso para su captura y para poder criarlas en cautividad es necesaria una autorización de Sanidad Animal y Núcleo Zoológico.
Estos documentos le fueron solicitados al propietario del terreno que no pudo entregar al no poseerlos por lo que ha sido denunciado por infracciones a la Ley 42/2007de Patrimonio Natural y Biodiversidad, por capturar de manera ilegal fringílidos y por la tenencia y cría en cautividad sin poseer la correspondiente autorización para ello.