Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Servicios Sociales destinará este año 600.000 euros al servicio de Atención Temprana para menores de 6 años

El Servicio de Atención Temprana dirigido a dar respuesta a las necesidades que presentan los niños de entre 0 y 6 años con trastornos en su desarrollo, o que están riesgo de padecerlos, contará en 2014 con una partida algo superior a los 0,6 millones de euros, levemente superior a los 616.919 euros que se destinaron durante el año pasado a este mismo servicio, ha señalado el consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto.
Acompañado del portavoz del Ejecutivo riojano, Emilio del Río, Nieto ha recordado que la atención que reciben persigue facilitar el desarrollo armónico del niño integrado en su entorno y con el máximo grado de autonomía posible.
La ampliación de recursos servirá, entre otros, para garantizar el incremento de 25 a 28 plazas previsto en Calahorra para este año y que ha sido aprobada hoy por el Consejo de Gobierno. En concreto, el Ejecutivo riojano ha autorizado a la Consejería de Salud y Servicios Sociales la concertación de un total de 56 plazas, en Logroño y Calahorra, para la prestación de estos servicios. Además, el resto de contratos para la atención de estos menores, que tienen todos carácter plurianual, seguirán manteniendo sus cuantías sin cambios.
Según ha detallado Nieto el servicio de Atención Temprana, que el Gobierno de La Rioja considera clave en el ámbito de la dependencia, atendió en 2013 a 585 niños, que recibieron un total de 30.698 sesiones, con un coste económico para la administración de 619.919 euros
El número de sesiones que recibe cada niño varía en función de sus necesidades y el programa individual que hayan elaborado para él los profesionales de la Unidad de Desarrollo Infantil y Atención Temprana (UDIAT).
INCREMENTO
Nieto ha destacado que la ampliación prevista, da respuesta al hecho de que el número de usuarios de este servicio se ha incrementado cada año desde su implantación en el año 2010, pasando de los 309 que tenía entonces a los 585 del año pasado, lo supone un 89 por ciento más en tan solo tres años. También han aumentado la entrada de nuevas solicitudes, hasta un 11 por ciento en 2013, cuando se llegaron a las 304. "Se trata de un servicio totalmente gratuito para las familias, que funciona, que ofrece buenos resultados y que queremos seguir desarrollando y ampliando", ha destacado el consejero.
Así, el consejero ha dicho que el servicio de atención temprana se presta desde cuatro centros en Logroño, además de la Unidad de Desarrollo Infantil y Atención Temprana (UDIAT), dos en Calahorra y la reciente incorporación de un nuevo centro en Arnedo, y ha anunciado que ya se está trabajando para ampliar las plazas disponibles en Calahorra.
"En esta localidad queremos reforzar la atención que reciben menores que requieren atención especial en áreas como logopedia, psicomotricidad y estimulación, y pasaremos de concertar 4.500 sesiones al año a concertar 6.750 sesiones, lo que supone un aumento del 50%", ha destacado. El año pasado, 473 menores recibieron atención en Logroño, 93 en Calahorra y 16 en Arnedo.
ATENCIÓN INDIVIDUALIZADA
El proceso implica la valoración del menor por parte de la Unidad de desarrollo infantil y Atención Temprana (UDIAT), dentro del Centro de Valoración de la Discapacidad y Dependencia. Ellos elaboran un programa individual con los objetivos de la intervención y el tratamiento recomendado. También se encargan de realizar el seguimiento y evaluación continuada de la intervención con el menor, valorando los cambios producidos en su desarrollo, familia y entorno, así como la eficacia de la metodología y su efectividad.
La atención que reciben los menores es, en palabras del consejero, "individualizada, asistencial, interdisciplinar y orientada tanto a los propios menores como a su entorno familiar y social" para garantizar "que disponen de todas las posibilidades de desarrollo, de una vida plena, en condiciones que le permitan conseguir el máximo nivel de autonomía posible".
En ella intervienen profesionales de la fisioterapia, psicología, logopedia, estimulación, psicomotricidad, lenguaje de signos, etc, que atienden al menor entre 4 y 12 horas al mes, según sus necesidades. El servicio, de gran calidad y de carácter universal y gratuito, complementa y es compatible con las intervenciones que se realizan desde Salud y Educación, de acuerdo a los protocolos de coordinación y derivación existentes entre los tres sistemas.
Las principales causas para la atención son retraso madurativo y problemas en el desarrollo del lenguaje y la audición, y en menor medida, problemas en el desarrollo motriz, problemas generalizados del desarrollo y problemas en el desarrollo cognitivo. Aunque es importante destacar que un mismo niño puede estar incluido en varias categorías.
Los servicios más utilizados son el de logopedia, psicomotricidad y estimulación temprana. El resto se reparten entre fisioterapia, psicología y otros minoritarios.
Por franjas de edad, el 30 por ciento de las nuevas solicitudes se corresponden con niños nacidos en el 2008 (5 niños), seguidos por los menores nacidos en el 2009 (4 años), con el 27,30 por ciento; y los nacidos en 2010 (3 años), con el 21,05 por ciento. Solo una de cada diez nuevas solicitudes es para niños de entre 0 y 1 años.
Esto se debe a que algunos problemas pueden detectarse en el momento del nacimiento del niño, pero la mayoría surgen conforme el menor va desarrollándose y son tanto los padres, como los educadores y profesionales de la salud los que los identifican y recomiendan acudir al servicio de Atención Temprana.
Siete de cada diez nuevas solicitudes se corresponden con niños, mientras que 3 de cada diez son de niñas.