Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicato de Estudiantes convoca una huelga general de educación en octubre contra la reducción de facultades de la UCM

El Sindicato de Estudiantes ha anunciado este lunes la convocatoria de una huelga general de toda la comunidad educativa los próximos 18, 19 y 20 de octubre para exigir la derogación del plan de reordenación de centros de la UCM que reduciría el número de departamentos al 60 por ciento, lo que dejaría la estructura en 17 facultades frente a las 26 actuales.
"Estamos ante un ataque brutal a la universidad pública", ha afirmado la secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Ana García, en declaraciones a los medios, en la puerta del Rectorado de la UCM. Allí ha llamado a la movilización a toda la comunidad educativa ya que "es un plan de desmantelamiento para dar la llave de la enseñanza pública a las empresas privadas".
García ha señalado que la propuesta trae consigo "grandes privilegios" para las empresas privadas como que "pasarán a ser las encargadas de la gestión de la universidad pública". "Es un completo escándalo que Andradas plantee esta propuesta diciendo que son medidas muy razonables para una mejor gestión y funcionamiento de la universidad pública. No nos creemos ni una sola palabra", ha subrayado.
"No somos tontos", ha dicho la líder del sindicato, quien ha acusado al rector de la UCM, Carlos Andradas de "entregarse a las demandas del PP". "Se presentó como un enérgico defensor de la educación pública y parece que han sido Cristina Cifuentes, los directivos del Banco Santander y de otra grandes empresas los que han dictado palabra por palabra este plan que pretende poner en marcha", ha manifestado.
"Que no nos tomen por tontos. No es verdad que no haya dinero y no es verdad que esto sea inevitable", ha indicado García, que ha recordado los más de 300 millones de euros que se han recortado en el presupuesto de la UCM desde el año 2010, que "no se sabe dónde han ido a parar".
Ana García ha insistido en la lucha y la movilización de todos los colectivos afectados para paralizar el plan de reestructuración, ya que si lo permiten "acabará aplicándose en todas las universidades públicas del estado" y "la educación pasará a manos de las grandes élites privadas".
"No es ninguna casualidad que lo planteen siempre en época de exámenes porque quieren evitar que los estudiantes nos levantemos", ha apostillado García, pero a pesar de esto "la Complutense ahora es un auténtico hervidero".
En este sentido, García ha recalcado que la única forma para acabar con los ataques es salir a la calle y gritar. "No vamos a dar ni un paso atrás para defender la educación pública y acabar con un plan estratégico que lo único que pretende es devolver la universidad a lo que era en los años 50, un coto privado para grandes élites en la que sólo tenían entrada los adinerados", ha finalizado.