Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos policiales alertan de cuatro agresiones a mossos en un mes y piden pistolas eléctricas

Sindicatos de los Mossos d'Esquadra y policías locales han alertado este jueves de que en marzo se han registrado cuatro agresiones a agentes y han informado de que algunos agentes en activo todavía no tienen chaleco antibalas.
La Unión Sindical de la Policía Autonómica de Catalunya (Uspac) ha enviado un comunicado en el que recuerda las cuatro agresiones, la primera de ellas ocurrida el día 14, cuando un detenido arrancó la funda de un mosso y disparó el arma en El Prat de Llobregat (Barcelona) sin causarle daños al no estar la pistola montada.
El día 25, en Berga (Barcelona), un vehículo chocó frontalmente contra un coche patrulla; el día 27, en Arenys de Mar (Barcelona), un ladrón de coches agredió a otro agente y éste fue trasladado a la Unidad de Curas Intensivas (UCI).
Este miércoles 30, además, un detenido disparó a una agente de los Mossos d'Esquadra tras quitarle el arma a otro policía durante un arresto en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), sin provocarle lesiones por llevar puesto el chaleco antibalas.
El portavoz del Sindicato Autónomo de Policía (Sap-Fepol) --que representa tanto a policías locales como a Mossos d'Esquadra--, Valentín Anadón, ha explicado a Europa Press que el incidente de Santa Coloma de Gramenet podría haberse evitado con el uso de una pistola eléctrica.
"Si hubiéramos tenido este tipo de instrumento no hubiera pasado porque podríamos haber detenido a una persona violenta a unos metros de distancia. No puede ser que entre las manos y las armas de fuego no haya un abanico de posibilidades", ha dicho Anadón.
El portavoz del Sap ha puntualizado que el detenido efectuó dos disparos y que la agente recibió uno de ellos, pero el otro "podría haber impactado contra cualquier ciudadano".