Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sólo uno de cada cinco pacientes con diabetes es informado de la posible pérdida de la visión

La pérdida de visión o la ceguera es una de las complicaciones de la diabetes ante la que estos pacientes se muestran más preocupados pero, sin embargo, sólo uno de cada cinco dice ser informado de este riesgo, según datos del Barómetro Mundial sobre Retinopatía Diabética que se presentará próximamente.
El estudio, patrocinado por Bayer y cuyos resultados se presentarán el próximo sábado 13 de febrero en el III Diabetes Experience Day, se ha realizado en más de 40 países y ha recogido la opinión de 5.000 personas, incluyendo más de 3.500 pacientes y 1.400 profesionales sanitarios.
El estudio revela también que entre los pacientes con diabetes existe una falta de conocimiento de las complicaciones oculares de la diabetes. De hecho, casi la mitad de los encuestados (47%), no acude a la revisión oftalmológica por no saber que es necesaria y puede prevenir problemas futuros.
De esta forma, el 26 por ciento de los pacientes no se ha revisado la vista en los últimos dos años, mientras que menos de la tercera parte son diagnosticados a tiempo, y acuden a la consulta cuando ya han aparecido los problemas de visión.
Del mismo modo, el estudio recoge la opinión de los profesionales y muestra como hasta dos tercios dicen no tener suficiente información/material educativo sobre diabetes y sus complicaciones oculares que puedan proporcionar a sus pacientes.
La pérdida de la visión afecta la salud física y psíquica de las personas con diabetes e impacta en la capacidad del paciente para manejar su enfermedad, como también muestra el estudio, ya que los pacientes que ya han sufrido dicha pérdida tienen cada año el doble de días de mala salud física y mental.