Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo rebaja de 13 a 5 años la condena por abusos al ex concejal De Santos

Fotografía de archivo (4/10/09) del ex concejal del PP en el Ayuntamiento de Palma Javier Rodrigo de Santos, que fue condenado a un total de 13 años y seis meses de cárcel por varios delitos de abusos sexuales a menores. EFE/Archivotelecinco.es
El Tribunal Supremo (TS) ha rebajado de 13 años y medio a 5 años de cárcel la condena impuesta al ex concejal del PP en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca Javier Rodrigo de Santos por varios delitos de abusos sexuales a menores y un delito contra la salud pública.
En la sentencia, el TS absuelve al ex concejal de un delito de abuso sexual con penetración y de otro intentado contra un joven de 14 años -por el que fue condenado a 7 años de prisión y al pago de una multa- , así como de otro contra la salud pública por el que fue condenado a un año y medio de cárcel.
El Alto Tribunal estima así el recurso que el ex concejal interpuso contra la sentencia dictada en 2009 por la Audiencia de Palma de Mallorca, que le condenó a penas de siete y cinco años de prisión por sendos delitos de abusos sexuales.
Además fue condenado por un delito de abusos sexuales y el intento de otro a una multa de 5.760 euros, cantidad que ahora el TS deja en 3.600 euros.
Los hechos por los que fue condenado hacen referencia a delitos de abusos sexuales a partir de 2005 a tres hermanos (de 14, 16 y 18 años en el momento de los hechos), amigos de los hijos del ex concejal.
Conocía a los jóvenes porque su familia y la de Javier Rodrigo de Santos, según la sentencia, participan en reuniones de la Comunidad Neocatecumenal en la parroquia San Sebastián de Palma.
La Audiencia Provincial consideró probado que en el verano de 2005 el acusado compró hachís para consumirlo con uno de los menores (el de 16 años), para quien contrató una prostituta después de que el joven le hubiera confesado que quería perder la virginidad y contempló cómo el chico mantenía su primera relación sexual con la mujer.
La Audiencia consideró también probado que dos años más tarde, en septiembre de 2007, tras haber asistido a misa, el hermano que entonces tenía 18 años se quedó a dormir en casa de De Santos, donde le efectuó tocamientos.
Un mes más tarde el chico se quedó a dormir de nuevo en casa de De Santos, donde se despertó de madrugada sorprendido porque el ex concejal le estaba haciendo una felación.
Semanas más tarde, el chico de 14 años fue objeto de una felación por parte del condenado, y además penetró analmente al acusado.
Sobre este último caso, el Supremo considera que "no parece que falte el consentimiento del menor".
"Tenía ya 14 años y el tipo de abuso solo niega relevancia a tales efectos al consentimiento formal de quien es menor de trece", añade la resolución.
Además, en noviembre de 2007, intentó tocar entre las piernas al chico de 14 años, delito por el que fue condenado al pago de una multa, lo que anula el TS.
El Supremo también absuelve al condenado de un delito contra la salud pública porque la adquisición del hachís "resulta de significación sumamente dudosa" y pudo ser para su consumo propio.
De Santos ya había sido condenado anteriormente a dos años de prisión y cuatro de inhabilitación por haber pagado con una tarjeta del Ayuntamiento gastos en varios clubes de alterne de Palma.