Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El puerto de Tánger Med comienza la construcción de su segunda fase

El puerto de Tánger Med comenzó hoy la construcción de su segunda fase, con lo que aspira a convertirse en una de las principales plataformas logísticas del Mediterráneo. EFEtelecinco.es
El puerto de Tánger Med comenzó hoy la construcción de su segunda fase, con lo que aspira a convertirse en una de las principales plataformas logísticas del Mediterráneo, y anunció que su concesión ha sido adjudicada a la operadora marroquí Marsa Maroc.
La crisis internacional ha obligado a retrasar 15 meses el inicio de las obras y se escalonado el proyecto para que éste tenga lugar en dos fases, indicó Said El Hadi, presidente de la Agencia Especial Tánger Mediterráneo (TMSA), que gestiona el puerto.
La primera de ellas abarcará la construcción de la terminal 4, de una capacidad de 2,2 millones de contenedores y un muelle de 1,2 kilómetros de longitud, mientras que la terminal 3, con una capacidad de tres millones de contenedores, se realizará en función de la demanda de los operadores internacionales.
Está previsto que la extensión de ese complejo portuario que comenzó a desarrollarse en 2002 y que está parcialmente operativo desde 2007 comience a funcionar a pleno rendimiento a partir de 2014 y su coste, tal y como indicó El Hadi, asciende a 9.250 millones de dirham (unos 825 millones de euros).
TMSA aportará 2.000 millones de dirham (unos 178,6 millones de euros), el Estado marroquí otros 2.000 millones, con la previsión de recuperar ese capital una vez que la terminal 3 haya sido concedida, y el resto del presupuesto correrá a cargo de concesionarios privados.
El contrato de construcción de esta infraestructura ha sido atribuido al conjunto de empresas formado por la belga Besix, la francesa Bouygues Travaux Publics, la italiana Saipem y las marroquíes Bymaro y Somagec.
La ceremonia del inicio de las obras fue presidida por el monarca marroquí, Mohamed VI, quien estuvo acompañado, entre otros, por el ministro de Economía, Salahedine Mezuar, y el titular de Equipamiento y Transporte, Karim Ghellab.
Según Mezuar, pese a la difícil coyuntura internacional, "Marruecos ha decidido continuar su política de inversiones estratégicas y logísticas porque las crisis tienen una duración limitada y hace falta estar preparado cuando el mercado se reactive".
La realización de Tánger Med II elevará a 8,2 millones de contenedores la capacidad de ese puerto, que con esa ampliación tiene el objetivo de consolidar su posición en el mercado mundial de transporte de contenedores.
Para el ministro de Transporte, Tánger Med y el puerto de Algeciras "conferirán al Estrecho de Gibraltar una ventaja competitiva muy importante, por lo que ambos puertos, pese a hacerse la competencia, trabajan de manera conjunta y son complementarios a la hora de atraer inversiones".
De momento el atractivo de ese nuevo polo económico marroquí ha acercado entre otras a empresas como Renault, a la que se le adjudicaron cerca de 300 hectáreas operativas de terreno, y a un número creciente de compañías de componentes de automoción, lo que han hecho del sector automovilístico uno de los principales de la zona.