Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Joan Tardà y David Fernández muestran su "solidaridad" a Arnaldo Otegi durante su visita a la cárcel de Logroño

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha acudido este domingo hasta la prisión de Logroño para mostrar su "solidaridad" a Arnaldo Otegi y ha indicado que la "figura" del exportavoz de Batasuna "crece en todo el mundo y en todas las democracias" y "ahora solo falta que sea el sistema político español el que reconozca lo que significa Otegi para la resolución de este tipo de conflictos".
Joan Tardà ha realizado estas declaraciones tras mantener un encuentro en la prisión de Logroño, acompañado también por el exdiputado de la CUP en el Parlament, David Fernández. A la salida de la visita, Tardà ha reconocido que ha sido "un encuentro muy emocionante".
Así, ha continuado, "hemos venido a manifestarle nuestra solidaridad porque Arnaldo Otegi representa la capacidad de plantarse ante la violencia y ser el abanderado de la reconciliación de los corazones y de la superación del conflicto en Euskal Herria" para que "a fin de efecto sea el propio pueblo el que pueda decidir libre, democrática y pacíficamente su futuro".
Además, ha indicado que Otegi "nos ha agradecido la visita, solidaridad y simpatía que siempre ha existido en Cataluña hacia su persona".
Con todo ello, ha continuado, "la sociedad española algún día deberá reconocer que esta voluntad ha sido mermada durante seis años" porque "una sociedad que encarcela a una persona que se compromete con la paz y la reconciliación es una democracia que debería recibir el calificativo de low cost". Así, ha continuado, "esperamos que los dirigentes políticos sepan rectificar y valorar lo que significa Arnaldo Otegi y su figura que crece en todo el mundo y en todas las democracias".
FERNÁNDEZ: "INJUSTICIA POLÍTICA, PENAL Y PENITENCIARIA"
Por su parte, David Fernández, ha asegurado que "dentro de diez días acaba una injusticia política, penal y penitenciaria en el reino de la arbitrariedad que es el estado español" ya que el próximo 1 de marzo está previsto que el exportavoz de Batasuna abandone la prisión logroñesa.
Para Fernández, Otegi "ha sido un rehén político del estado español", todo "en una paradoja en el reino de la arbitrariedad, de alguien que se comprometió por la paz y el estado le declaró la guerra".
Además, ha continuado, "cuando se escriba la historia del cambio de ciclo en el País Vasco, de los intentos por un futuro diferente y un presente que superara la fase de dolor del País Vasco, el nombre de Otegi y de otros compañeros que hicieron esa apuesta, seguramente habrá que hacerles una acto de justicia y reconocimiento".
Asimismo, ha criticado "la negativa del estado español, mientras que el resto de ámbito internacional reconoce los esfuerzos por un nuevo tiempo político".
Fernández ha aprovechado su intervención también para criticar que "hemos estado seis años sin que se nos permitiera ver a un preso político" y ha indicado que "dentro de diez días será un ciudadano libre". Con respecto a ese futuro inmediato, ha continuado, "el País Vasco que va a pisar Arnaldo Otegi será diferente al de 2009" aunque como ha revelado tras el encuentro "saldrá con muchas ganas de ejercer plenamente sus derechos civiles y políticos a pesar de que el estado español pretenda inhabilitarlo hasta 2021", Otegi "será un ciudadano vasco y libre y hoy nos ha confirmado que va a seguir siendo y ejerciéndolo cada día".
Arnaldo Otegi fue detenido en octubre de 2009 en el marco de la operación Bateragune y fue condenado en 2012 por el Tribunal Supremo a seis años y medio de cárcel, acusado de intentar reconstruir la cúpula de Batasuna siguiendo las órdenes de ETA. Está previsto que salga de prisión el próximo 1 de marzo.