Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tarzán, versión mono

En Brasil, la historia de un pequeño mono león dorado podría ser como la de Tarzán, pero al revés. Porque tan solo una semana después de nacer, su madre se lo quitó de la espalda.. Y eso es fundamental para que esta especie pueda crecer. Su superviviencia es el objetivo de sus cuidadores y de una mujer que se ha convertido en su madre adoptiva, porque el animal se alimenta de la leche materna que ella le da. Además ya ha encontrado otra espalda. La de este peluche al que estará subido, si todo va bien, tres meses más.